El crudo canadiense y de Alaska que normalmente viaja a la Costa Oeste de los Estados Unidos está encontrando un mercado en China, donde la demanda casi ha vuelto a los niveles previos a la pandemia.

The Sofia se convirtió en el segundo petrolero en menos de un mes en enviar petróleo de Alaska a Qingdao, China, cuando salió de Valdez durante el fin de semana, según los datos recopilados por Bloomberg. Casi al mismo tiempo, el Maria Princess salió de Vancouver también con destino a Qingdao, convirtiéndose al menos en el tercer petrolero que navega desde la Columbia Británica a China este año. Las lecturas del calado indican que los barcos estaban llenos cuando partieron.

La gran mayoría del petróleo de Alaska, así como el de Canadá, enviado por el oleoducto de Trans Mountain desde Alberta hasta la Columbia Británica, normalmente termina abasteciendo a las refinerías del estado de Washington o de California.

Recientemente, esos flujos se han interrumpido en medio del deprimido consumo de petróleo de la costa Oeste de EE.UU. causado por los cierres ordenados por el estado. En contraste, China, el país que sufrió primero el virus, está más adelante en la apertura de nuevo. La demanda en la nación asiática se redujo en cerca de un 20% en febrero, pero el consumo de combustible se ha recuperado desde entonces, a medida que las fábricas vuelven a abrir. La demanda de petróleo está ahora casi recuperada.

Los precios del petróleo de la vertiente norte de Alaska han subido casi a la par con los futuros del West Texas Intermediate después de colapsar con un descuento de 9,50 dólares el mes pasado, el más amplio en datos que se remontan a principios de los años 90, según los datos recopilados por Bloomberg. El colapso de los precios coincidió con la reducción de la demanda por parte de las refinerías de la Costa Oeste de EE.UU. e impulsó a Alyeska a cortar los flujos en el oleoducto de Alaska.

El mes pasado, el Alaskan Navigator con bandera de EE.UU. zarpó de Valdez, señalando a China como su destino. Maria Princess sigue a los petroleros Mitera Marigo y Mare Oriens en la navegación desde Vancouver a China.