Maersk afirma que una pérdida de propulsión provocó la caída por la borda de unos 260 contenedores del Maersk Eindhoven durante el mal tiempo frente a la costa de Japón esta semana. Otros 65 contenedores están dañados en la cubierta.

Los nuevos detalles fueron proporcionados en una actualización del gigante naviero danés el viernes. La compañía informa de que un análisis inicial indica que la pérdida de propulsión del Maersk Eindhoven fue el resultado de una baja presión de aceite en el motor que activó un dispositivo de seguridad que hizo que el motor principal del barco se apagara, en lugar de algún otro fallo o problema de mantenimiento. Entretanto, los informes preliminares indican que el buque no ha sufrido daños importantes y que está regresando a Asia.

«Como se informó anteriormente, el Maersk Eindhoven experimentó una pérdida de propulsión del motor durante 3-4 minutos mientras navegaba a 45 millas náuticas del norte de Japón en mares pesados el 17 de febrero de 2021», dijo Maersk en la actualización. «La pérdida de maniobrabilidad resultó en un severo balanceo con 260 contenedores por la borda y 65 contenedores dañados en la cubierta. Los clientes fueron informados inmediatamente del estado del buque y de la carga.

«La potencia de propulsión se restableció rápidamente en el buque y el análisis inicial indica que la presión del aceite del motor activó una función de seguridad, lo que provocó la parada de los motores. No se han identificado problemas de mal funcionamiento o mantenimiento. La tripulación está a salvo y se está llevando a cabo una investigación completa. El buque no ha tenido más incidentes y está navegando en mares tranquilos, regresando a un puerto del norte de Asia para su inspección y reparación. La decisión del puerto se anunciará en breve.»

«Los informes preliminares muestran daños leves con reparaciones mínimas necesarias para el buque. Seguimos tomando la situación muy en serio y estamos en proceso de realizar una investigación completa del incidente.»

El Maersk Eindhoven es un portacontenedores de 13.100 TEU que navega bajo pabellón danés. El buque había salido de Xiamen, China, navegando hacia Los Ángeles en el servicio semanal TP6 Asia/Costa Oeste de Estados Unidos de Maersk cuando ocurrió el accidente.

El incidente se produce después de que el Maersk Essen, un buque de tamaño similar que operaba en la misma ruta, perdiera aproximadamente 750 contenedores por la borda en medio de un fuerte oleaje el 16 de enero de 2021. Después de ese accidente, el buque zarpó hacia Lázaro Cárdenas, México, donde se llevaron a cabo reparaciones menores del buque y operaciones de carga. Maersk informa que el buque está ahora programado para salir de Lázaro Cárdenas el 20 de febrero hacia su destino original de Los Ángeles, donde está programado para atracar en APM Terminals Pier 400 Los Ángeles el 4 de marzo.

Los incidentes se suman al creciente número de contenedores perdidos de los buques en la ruta transpacífica desde noviembre, mientras continúa el auge de la carga impulsada por la pandemia en los principales puertos del país para las importaciones en contenedores procedentes de Asia.