Panamá retirará su bandera de más buques que violan las sanciones y la legislación internacional, dijo la autoridad marítima del país a Reuters, tras la retirada de unos 60 buques vinculados a Irán y Siria del registro panameño en los últimos meses.

Tras la reimposición de sanciones a Irán por parte de Washington en 2018, el ex presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dio luz verde a la retirada de una flota de 59 petroleros del registro del país, según dos fuentes cercanas a la decisión.

La mayoría de esos buques eran propiedad de empresas estatales iraníes, pero también incluían buques vinculados a entregas de petróleo a Siria, agregaron las fuentes.

Un superpetrolero separado, el Grace 1, se dirigió a Gibraltar a principios de julio, donde fue incautado por los Royal Marines británicos bajo sospecha de violar las sanciones contra Siria.

El buque estaba completamente cargado con crudo que se sospecha que se dirige a la refinería de Banyas en Siria, dijeron las autoridades de Gibraltar.

El buque llegó a Gibraltar con el nombre de Panamá en el casco, pero el gobierno panameño aclaró posteriormente que había sido eliminado de su registro el 29 de mayo.

«Panamá mantendrá su política de retiro de la bandera», dijo Rafael Cigarruista, director general de Marina Mercante de la Autoridad Marítima de Panamá, a Reuters en un comunicado por correo electrónico.

«Nuestra intención es mejorar el porcentaje de cumplimiento de nuestra flota, no sólo en lo que respecta a las sanciones de los organismos internacionales, sino también a la legislación vigente en Panamá y a las normas de seguridad marítima», agregó.

El Cigarruista no proporcionó detalles sobre las próximas acciones ni sobre las flotas objetivo.

El proceso exacto que condujo a la detención del Grace 1 en julio sigue siendo incierto. España, que no reconoce la soberanía de Gran Bretaña sobre Gibraltar, dijo que estudiaría si las acciones de Gran Bretaña violaban sus reclamaciones de aguas territoriales.

Irán pidió a Gran Bretaña el viernes que liberara inmediatamente el Grace 1 y advirtió sobre medidas recíprocas después de que tres barcos iraníes intentaron el jueves bloquear un barco de propiedad británica que pasaba por el Estrecho de Hormuz.

Mientras Estados Unidos busca aumentar la presión sobre Irán, Panamá dice que está tratando de mantener su registro limpio de buques y compañías sancionadas involucradas en actos ilícitos.

Según el derecho internacional, todo buque mercante debe estar registrado en un país, conocido como el Estado del pabellón, que tiene jurisdicción sobre el buque y es responsable de las inspecciones de seguridad y del control de las condiciones de trabajo de la tripulación. Cuando un buque pierde su pabellón, típicamente desencadena la pérdida de seguro y clase, si no encuentra inmediatamente otro pabellón.

Panamá cuenta con la flota naviera más grande del mundo con casi 7,100 embarcaciones registradas, según la firma especializada Vessels Value.

El país centroamericano ofrece a los armadores extranjeros un fácil registro, la posibilidad de emplear mano de obra extranjera, y no grava los ingresos de los armadores extranjeros.

A pesar de ser el más grande del mundo, el registro ha visto una disminución en su número de buques de más de 8.000 en 2017. Liberia tiene ahora casi 3.800 buques registrados, seguida de las Islas Marshall con 4.100, según los datos del Vessels Value.

Los expertos dicen que un mecanismo anticuado y lento para registrar buques en Panamá en comparación con otros países de su pabellón es el culpable de la caída del número.

Panamá, que este año anunció que mejorará el mecanismo de pago de su registro para acelerar el proceso, también está retirando su bandera con mayor frecuencia desde que la administración de Estados Unidos comenzó a presionar a los países aliados para que ayuden a aplicar sanciones unilaterales, agregaron los expertos.

«Es muy importante para nosotros, como país de bandera, preservar los lazos existentes y acercarnos más a las administraciones que son miembros de la Organización Marítima Internacional», dijo Cigarruista, cuando se le preguntó si Panamá está siguiendo las directrices de Estados Unidos sobre la aplicación de sanciones.

Fuente: Reuters