PGE Baltica y Ordtek han firmado un contrato para preparar una estrategia que definirá la metodología para hacer frente al posible riesgo relacionado con la presencia de artefactos explosivos sin detonar (UXO) en los emplazamientos del proyecto eólico marítimo Baltica 2 y Baltica 3.

Como preparación para la construcción de los parques eólicos marítimos de PGE en el sector polaco del Mar Báltico, Ordtek, en cooperación con el promotor, realizará un análisis del riesgo de artefactos sin estallar para definir las posibles amenazas de la presencia de artefactos sin estallar en el fondo del mar. Basándose en el análisis, Ordtek también preparará una estrategia de mitigación de riesgos para los parques eólicos marítimos Baltica 2 y Baltica 3.

La estrategia se desarrollará en base a los datos previamente recogidos por PGE Baltica. Ya se han realizado una serie de estudios, junto con el estudio de los datos, y se han determinado las ubicaciones de posibles municiones sin explotar en las zonas del proyecto.

PGE dijo que el desarrollo de la estrategia sobre artefactos explosivos sin detonar era un paso más hacia la aplicación de su Programa en el mar, que tiene por objeto lograr una capacidad eólica marina instalada de 6,5 GW para 2040, siendo los parques eólicos marinos Baltica 2 y Batica 3 los proyectos más avanzados del Programa en el mar.

PGE obtuvo los permisos ambientales para los dos parques eólicos, situados a unos 25-30 kilómetros de la ciudad costera de Łeba, en enero de este año. Se espera que los 1.498 MW de Baltica 2 generen la primera potencia para el 2025 y estén completamente en funcionamiento en el 2026. Se prevé que Baltica 3, que tendrá una capacidad de 1.045 MW, estará terminada para 2030.

En 2019, PGE inició negociaciones con Ørsted para la venta del 50% de las participaciones en dos empresas con fines especiales que desarrollan los dos parques eólicos, Elektrownia Wiatrowa Baltica-3 y Elektrownia Wiatrowa Baltica-2, que son propiedad total de PGE. Los dos promotores se encuentran actualmente en la fase final de las negociaciones para desarrollar conjuntamente los dos parques eólicos marinos.