Con la creciente preocupación por las dificultades que enfrentan los armadores para hacer cambios en la tripulación debido a las restricciones para limitar la propagación del brote de COVID-19, Wilhelmsen Ship Management ha explicado el enfoque que está adoptando.

El principal gerente de buques ha dicho que, como muchos otros gerentes, había tomado la decisión de aplazar los cambios de tripulación por un mes.

WSM citó dos razones para la decisión de aplazar los cambios de tripulación:

«Dificultad para movilizar a la tripulación debido a la situación de bloqueo en varias naciones marítimas importantes y las restricciones de movimiento en muchos países».

«Aunque se han tomado medidas de control de la tripulación antes de movilizarla, creemos que esta decisión mitigaría en gran medida el riesgo de contaminación de otros tripulantes a bordo».

WSM dijo que había recibido una gran cantidad de comentarios de sus marinos que apoyaban el enfoque y que estaban agradecidos por la decisión.

Se señaló el hecho de que la gente de mar que permanece a bordo de los buques está relativamente a salvo del virus. «Muchos consideran que el riesgo de que los nuevos marinos se unan a la tripulación es una amenaza potencial de ser infectados por el COVID-19».

«Por el bien de nuestros marinos, esperamos que este asunto se resuelva pronto», afirmo WSM.