La alianza de operadores portuarios, Hong Kong Seaport Alliance (HKSPA), está considerando las instalaciones frigoríficas como una ventaja frente a la competencia de China continental, con la que pretende recuperar su posición como principal centro de transporte marítimo del mundo. Como ejemplo de esta eficacia,  un contenedor de cerezas chilenas recién cosechadas puede arribar al terminal de contenedores de Kwai Tsing y distribuirse en los mercados mayoristas de Guangzhou en cinco horas.

De esta forma, la misión de HKSPA de aprovechar las oportunidades que ofrece el creciente mercado de la cadena de frío está dando sus frutos. Aprovechando la ubicación única de Hong Kong para apoyar a las empresas fruteras que se abren paso en mercado continental, cada año arriban a los terminales de la HKSPA productos frescos por valor de más de US$3.000 millones. Alrededor del 60% de esta producción se transporta posteriormente a China continental. Hong Kong es ahora ampliamente reconocido como el puerto de elección para los envíos de fruta a través de la frontera.

Gracias al despliegue de más de 7.800 puntos frigoríficos, el doble de la capacidad de otros terminales del sur de China y a sus altos niveles de eficiencia y productividad, HKSPA agiliza el paso de cada contenedor de fruta por sus instalaciones para permitir la entrega más fresca al mercado.

En la actualidad, los consignatarios pueden recoger los envíos inmediatamente después de la descarga y estar en camino en 15 minutos.

Los procedimientos aduaneros, sencillos, cómodos y rápidos, hacen que Shenzhen esté a una hora de distancia, mientras que uno de los mayores puntos de venta de fruta del mundo, el mercado mayorista de frutas y verduras de Jiangzhou, está a solo cuatro horas por carretera. Para envíos grandes o menos sensibles al tiempo, los cargadores pueden elegir el servicio de barcaza Hong Kong-Nanhai Reefer Express, de 17 horas de duración, para llevar sus envíos de fruta al mercado. Este nivel de servicio convierte a Hong Kong en la principal puerta de entrada a China continental para los envíos de fruta.

Con la previsión de que las importaciones de fruta en el continente crezcan un 55% de aquí a 2025, actualmente no hay límites para el potencial de este mercado.  HKSPA está atendiendo el creciente gusto de los consumidores de China continental por el Durián tailandés, ofreciendo 30 recaladas semanales que conectan Tailandia y Hong Kong. Como resultado, los envíos de esta extravagante fruta desde esta nación del sudeste asiático creció un 35% interanual durante los primeros ocho meses de 2020.

Al mismo tiempo, más del 80% de las cerezas chilenas importadas por China continental arribaron a través de Hong Kong, y los volúmenes están aumentando. HKSPA logró un crecimiento del 8% durante la temporada de cerezas de 2019/20 (diciembre de 2019 a mayo de 2020). Los cargadores que proveen esta creciente demanda de cerezas chilenas, tienen acceso a la mayor frecuencia de servicios de envío desde Valparaíso y San Antonio , con el tiempo de tránsito más rápido de 22 días.