Un nuevo vídeo titulado ‘Turning the Tide’ de la Organización Marítima Internacional (OMI) muestra cómo el programa Mujeres en el mar de la OMI está ayudando a apoyar la diversidad de género en el sector marítimo.

El mundo marítimo está cambiando, y para mejor. Con la ayuda de la Organización Marítima Internacional (OMI), se abren interesantes y gratificantes oportunidades profesionales para las mujeres y una nueva generación de mujeres fuertes y talentosas está respondiendo.

Están demostrando que, en el mundo actual, las industrias marítimas son para todos. No se trata de tu género, sino de lo que puedes hacer.

«Vemos más mujeres involucradas en diferentes departamentos dentro de la industria marítima, ya no las vemos en los roles convencionales, donde cocineros y oficinistas, las vemos en ingeniería, las vemos yendo al mar, las vemos en las salas de radio y comunicaciones, y la inteligencia, así que definitivamente ha mejorado», dice la Teniente Alma Pinelo, una oficial de la Guardia Costera de Belice. El Teniente Pinelo es una de los cientos de mujeres que se han beneficiado del programa «Mujeres en el mar» de la OMI.

El programa, iniciado en 1988, apoya el Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas 5: Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas. El programa apoya la participación de las mujeres en puestos tanto en tierra como en el mar, bajo el lema Formación-Visibilidad-Reconocimiento, a través de una amplia gama de actividades específicas de género.

Se anima a los Estados miembros de la OMI a que abran las puertas de sus institutos marítimos para que las mujeres puedan formarse junto con los hombres y adquirir las competencias de alto nivel que exige el sector marítimo. Hoy en día, las mujeres graduadas de los institutos de formación de la OMI, la Universidad Marítima Mundial (WMU) y el Instituto de Derecho Marítimo Internacional (IMLI) de la OMI ocupan puestos de responsabilidad en todo el mundo marítimo.

La WMU cuenta con más de 1.000 mujeres graduadas hasta la fecha, mientras que el IMLI fue el primer organismo de las Naciones Unidas en incluir el requisito de que el 50% de sus plazas estén reservadas para mujeres.

«Me inscribí en la Universidad Marítima Mundial, obtuve la beca y desde que me gradué de la Universidad Marítima Mundial mi carrera se ha disparado», dice Deniece Aiken, abogada, consejera general de Jamaica.

Además de las oportunidades de capacitación, la OMI ha facilitado el establecimiento de siete asociaciones regionales de mujeres en el sector marítimo en África, Asia, el Caribe, América Latina, el Oriente Medio y las Islas del Pacífico, unos 152 países y territorios dependientes y cerca de 500 participantes.

Estas asociaciones apoyan a las mujeres ofreciéndoles oportunidades de tutoría y establecimiento de contactos, y muchas de ellas están trabajando para promover carreras en el sector marítimo entre los jóvenes.

«Ahora, hay estudiantes en la escuela secundaria que se están enterando de la industria marítima y eso es todo gracias a la Asociación de Mujeres en el Mar, el Caribe (WiMAC) y la OMI», dice Rikki Lambey, Oficial de Control del Estado del Puerto, Belice.

Los estudios demuestran que la diversidad es importante. Es mejor para el trabajo en equipo, mejor para el liderazgo y mejor para las ganancias. Aparte del imperativo social de promover la diversidad en el siglo XXI, la oferta y la demanda de mano de obra dictan que la industria simplemente no puede permitirse el lujo de ignorar a las mujeres, una enorme fuerza de trabajo potencial.

«Necesitamos ser más sostenibles; no podemos seguir dejando de lado al 50% de la población», reconoce Juan Carlos Croston, Presidente de la Caribbean Shipping Association.

Todavía quedan obstáculos por superar y el programa de la OMI sobre la mujer en el mar está ayudando a abordar esos desafíos y a trabajar en pro de la diversidad y la sostenibilidad.

«En mi opinión, nunca ha habido un mejor momento para cerrar la brecha de género, y me gustaría animar a todos a que se sumen a la igualdad de género», dice Helen Buni, coordinadora del Programa de la OMI sobre la mujer en el mar.

Hoy en día, las mujeres jóvenes y las niñas tienen fuertes modelos a seguir en el sector marítimo.

«Es un buen trabajo. Es un trabajo creativo», dice Elizabeth Marami, Piloto Marítimo de Kenia. «Y todo es posible. Es todo lo que puedo decir. Así que, ¡salgan al mar!»