Un barco que transportaba gas licuado de petróleo colisiono contra un muelle del Estado de Washington en 2019 porque el piloto se acercó con una velocidad excesiva y en un ángulo demasiado pronunciado, lo que se debió a una mala gestión de los recursos del puente por parte del piloto de Puget Sound y del equipo del puente del barco, según informó el jueves la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte.

La NTSB dio a conocer los detalles de su investigación en el Informe de Accidentes Marítimos 21/02.

El petrolero Levant, de 741,5 pies, propiedad de Avance Gas LTD y operado por Exmar Ship Management NV, tenía una carga parcialmente cargada de propano y butano cuando golpeó el muelle de Petrogas Ferndale en Puget Sound, cerca de Ferndale, Washington, el 15 de diciembre de 2019. El delfín de amarre sur del muelle y una pasarela fueron destruidos, mientras que el tanque de lastre de proa del Levant fue penetrado e inundado. No hubo heridos ni daños ambientales, pero el incidente resultó en más de 8 millones de dólares en daños, incluyendo 1,5 millones de dólares en el barco.

El MT Levan había atracado con éxito en el muelle varios días antes del accidente. Después de cargar durante unos tres días, el capitán, preocupado por mantener un espacio seguro bajo la quilla debido a la bajada de la marea, decidió dejar de cargar y llevar el barco a aguas más profundas para pasar la noche. Para el desplazamiento hasta el fondeadero, situado a 0,7 millas, se trajo un piloto a bordo. El piloto se quedó para la aproximación de vuelta al muelle a primera hora de la mañana del día siguiente, cuando las condiciones de la marea mejoraron.

Los investigadores descubrieron que probablemente existía una «condición de complacencia» en el puente debido a la corta distancia de regreso al muelle. El intercambio de información entre el capitán y el piloto no fue tan detallado como el que se produjo durante la sesión informativa previa a la salida del muelle. También es probable que el piloto y el capitán estuvieran distraídos por una conversación de dos minutos, no pertinente, que mantuvieron unos tres minutos antes del contacto.

En el informe sobre el accidente marítimo, la NTSB dijo que la vigilancia de un piloto y del equipo del puente debe aumentar, no disminuir, con la proximidad de un barco a los peligros y obstrucciones.

«Independientemente de la distancia o la duración de un tránsito, los fundamentos de la gestión de los recursos del puente, como la planificación, la comunicación, el uso de todos los recursos e información disponibles, la vigilancia y la gestión de las distracciones, son esenciales para las operaciones con un piloto a bordo».