La gente de mar estará exenta de las restricciones de viaje previstas, como por ejemplo la cuarentena obligatoria de 14 días que se le aplica a los visitantes y residentes que regresen al Reino Unido.

El Secretario de Estado de Transporte Grant Shapps confirmó que la gente de mar estaría exenta de las medidas de cuarentena anunciadas el 10 de mayo por el Primer Ministro Boris Johnson.

Las medidas se introducen para prevenir nuevas infecciones de casos importados.

El secretario general del Nautilus, Mark Dickinson, acogió con beneplácito la medida y dijo que los ministros estaban escuchando las preocupaciones de la UE. Es bueno ver que el gobierno apoya a sus trabajadores claves y mantiene su compromiso de continuar con los cambios de tripulación.

«La gente de mar asegura que el comercio mundial pueda continuar, poniendo alimentos en nuestras mesas y trayendo suministros médicos muy necesarios, en un momento en que muchos países mantienen sus fronteras cerradas y restringen el movimiento debido a las estrategias de contención».

En el Reino Unido, el 95% de todo el comercio que entra y sale del país se realiza por mar. A nivel mundial, esa cifra es del 90%. Sin un movimiento libre y seguro para la gente de mar, el comercio mundial se detendría.

Los protocolos de cambio de tripulación de la industria aprobados por la Organización Marítima Internacional (OMI) se distribuyeron el 7 de mayo. La ITF y el Grupo Conjunto de Negociación han exigido que se apliquen y que los gobiernos empiecen a facilitar los cambios de tripulación en los próximos 30 días.