Portline Bulk International S.A. se declaró culpable en el tribunal federal de Charleston, Carolina del Sur, de un cargo de violación de la Ley para Prevenir la Contaminación por Buques y otro de Obstrucción. Los cargos se derivan de la falsificación del Libro de Registro de Hidrocarburos a bordo del M/V Achilleus, un granelero de pabellón maltés gestionado por el Demandado Portline.

Desde abril de 2017 hasta agosto de 2018, miembros de alto rango del equipo de ingeniería del buque supervisaron y participaron en el desvío del Separador de Agua y Petróleo del buque utilizando una manguera plástica amarilla, conocida como tubería mágica.

El Ingeniero Jefe del buque realizó una serie de entradas falsas y omisiones clave en el Libro de Registro de Hidrocarburos con el fin de ocultar las descargas ilegales de agua de sentina oleosa por la borda. El 14 de agosto de 2018, el Libro de Registro de Petróleo falso fue presentado a la Guardia Costera de los Estados Unidos (USCG) durante una inspección en el Puerto de Charleston.

Según documentos de la corte, Portline ha acordado pagar una multa penal de $1.5 millones cuando la compañía sea sentenciada en una fecha futura. La compañía también estaría en período de prueba organizacional durante cuatro años, lo que incluye un plan de cumplimiento ambiental.

«Los océanos del mundo no son un vertedero para los criminales que buscan evadir las leyes ambientales de nuestra nación», dijo el Procurador General Adjunto Jeffrey Bossert Clark, de la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Departamento de Justicia. «La declaración de culpabilidad de hoy demuestra el compromiso del Departamento de proteger a las comunidades costeras mediante la aplicación rigurosa del estado de derecho.

«La costa de Carolina del Sur es una de las partes más hermosas de nuestra nación», dijo el fiscal Lydon para el Distrito de Carolina del Sur. «La Oficina del Fiscal General de los Estados Unidos se toma en serio los delitos ambientales, y las corporaciones e individuos que pongan en peligro nuestros valiosos recursos marinos y la vida silvestre al violar la ley federal tendrán que rendir cuentas. Agradecemos al Servicio de Investigación de la Guardia Costera y a la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales por su continua colaboración en la protección de nuestras vías fluviales».

«Nuestro equipo de profesionales dedicados a la seguridad marítima y la respuesta a la contaminación trabajaron en estrecha colaboración con el Servicio de Investigación de la Guardia Costera para investigar este incidente y remitirlo para que se tomen medidas de aplicación de la ley», dijo el Capitán John Reed, Comandante del Sector de la Guardia Costera de los Estados Unidos en Charleston. «Este caso destaca el compromiso inquebrantable de la Guardia Costera con la administración del océano y su crítico ambiente marino.»

El 17 de junio de 2019, el ex ingeniero jefe del buque Anatoli Zotsenko y el segundo ingeniero Valerii Pastushenko, que anteriormente se habían declarado culpables de un cargo de violación de la Ley de prevención de la contaminación por los buques, fueron condenados a pagar multas por un total de 12.500 dólares y a tres años de libertad condicional. El período de prueba incluye una condición especial que prohíbe a Zotsenko y Pastushenko entrar en los puertos y fondeaderos de los Estados Unidos.

Este caso fue investigado por el Sector de la Guardia Costera de los Estados Unidos en Charleston y el Servicio de Investigación de la Guardia Costera. El Laboratorio de Seguridad Marina de USCG fue crítico para el análisis de las muestras de aceite tomadas del buque. El caso fue procesado por Christopher L. Hale, de la Sección de Crímenes Ambientales del Departamento de Justicia de Estados Unidos, y por Matt Austin, de la Oficina del Fiscal General de Estados Unidos para el Distrito de Carolina del Sur.

Por: marineinsight.com