El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, realizó una visita de inspección de los proyectos ejecutados por el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (INCOP) para las mejoras del servicio prestado en el Muelle de Golfito. La inversión del proyecto es cercana a US$2,0 millones con esto INCOP busca desarrollar infraestructura apropiada para brindar un servicio mucho más eficiente y convertir la terminal en un lugar de atraque más seguro, dando cumplimiento a los requisitos nacionales e internacionales para competir con otros puertos de la región.

Alvarado realizó la visita en compañía del presidente ejecutivo de INCOP, Juan Ramón Rivera y tuvo como finalidad de conocer los alcances, oportunidades y retos que debe enfrentar la terminal portuaria para el mejoramiento de la actividad económica, lo que impulsaría el crecimiento social de la Región Brunca que, en las últimas décadas, ha presentado alzas en la tasa de desempleo. Alvarado destacó la importancia de los trabajos para ampliar la capacidad del muelle y recibir naves de mayor tamaño, de tipo comercial y cruceros de turismo.

Juan Ramón Rivera, presidente ejecutivo del INCOP y coordinador de la Mesa de Diálogo Territorial de la Región Pacífico Central, explicó que:

«el presidente Alvarado ha sido determinante en la misión que ha delegado a los puertos del Pacífico de la conversión de nuestras terminales, pasar de prestar exclusivamente servicios portuarios con bajo relacionamiento comunal a promotores de desarrollo regional, procurando en este proceso la modernización de nuestras instalaciones y el fortalecimiento y especialización de la gestión portuaria como motor de bienestar social”.

Desde mediados de 2018 a la fecha, INCOP ha ejecutado distintas obras urgentes en la terminal como: Construcción de una sala de atención de cruceristas; Reparación, mantenimiento y sustitución de pilotes y tensoras del muelle; Sistema de supresión y control de incendios; Instalación de nuevo sistema de defensa en pantalla de atraque y elementos de atraque y desatraque; Instalación nuevo sistema eléctrico cumpliendo normativa vigente, lo que permitirá seguir con operaciones pese a fallas del servicio; Sustitución de cubierta del techo; Acondicionamiento de nuevos predios para abrir nuevas oportunidades de negocios y generar nuevos ingresos; y Acondicionamiento de plataforma flotante para atención de pasajeros.