La compañía danesa de búnkeres Monjasa ha completado su primer suministro de fueloil de muy bajo contenido de azufre (VLSFO) en Lomé, Togo.

La operación STS fue realizada por el buque African Runner de la compañía el 21 de octubre de 2019, e implicó el suministro de un total de 200mts VLSFO.

La compañía está permitiendo actualmente la transición IMO 2020 al poner a disposición nuevo combustible marino de bajo contenido de azufre en toda la región de África Occidental.

En este sentido, Monjasa ha abierto su primera oficina en Luanda, Angola, en un esfuerzo por apoyar sus actividades petroleras y marítimas en África Occidental. Para apoyar la nueva ubicación de la oficina, el buque tanque African Chaser, de propiedad de Mónjaa y con una capacidad de 5.815 TPM, que pasará a llamarse Monjasa Chaser, está ahora desplegado como tanque fijo en aguas territoriales angoleñas.

Monjasa comenzó a suministrar búnkeres en toda África Occidental en 2009 y desde entonces ha entregado un total de 10,6 millones de toneladas de productos combustibles en toda la región, desde el Golfo de Guinea hasta Namibia. En la actualidad, hay una flota de diez petroleros de Monjasa desplegados en la región.

«El mercado de búnkeres de África Occidental se ha desarrollado muy positivamente en los últimos 10-15 años y hoy en día coincide con destinos de búnkeres como Las Palmas o Sudáfrica», dijo Anders Østergaard, CEO del Grupo.

«A modo de ejemplo, actualmente estamos poniendo a disposición de toda la región combustible que cumple con los requisitos de la OMI 2020 y acabamos de completar los primeros suministros en el Golfo de Guinea», añadió.