MOL anunció hoy que ha tomado medidas para prevenir la repetición de incidentes similares a sufrido por el buque granelero «Wakashio», fletado por MOL a una filial de Nagashiki Shipping (armador), que encalló cerca de la costa de Mauricio el sábado 25 de julio, derramando posteriormente gran parte de su búnker el jueves 6 de agosto.

Al elaborar estas medidas, MOL revisó sus iniciativas pasadas sobre la operación segura desde el principio, sino también incluyendo aspectos como el sistema de apoyo en tierra, los sistemas de gestión de los armadores y de las empresas de gestión de buques.

MOL detalló que el día del encallamiento (25 de julio), el «Wakashio» trató de reducir la distancia de la costa de 5 millas náuticas a 2 millas náuticas, para entrar en una zona dentro del rango de comunicación de los teléfonos móviles y utilizó una carta náutica sin escala suficiente para confirmar la distancia exacta de la costa y la profundidad del agua. Además, un tripulante descuidó la vigilancia adecuada (visualmente y por radar), a pesar de que intentaba navegar a 2 millas náuticas de la costa. Como resultado, la nave encalló en aguas poco profundas (10 m de profundidad) a 0,9 millas náuticas de la costa de Mauricio.

Según la naviera, las causas probables del incidente se deben, junto a lo anterior, al hecho de que la nave se había acercado a otras costas varias veces incluso antes del incidente, «es posible que hayan adoptado conductas inseguras debido al exceso de confianza que se deriva de la complacencia. En opinión de MOL, tal comportamiento en un gran buque refleja una falta de conciencia de seguridad», indica la naviera.

MOL detalla además que otro motivo es que los miembros de la tripulación no conocían las normativas para realizar la navegación de forma segura y sus esfuerzos por cumplirlas eran insuficientes, porque no prepararon un plan de paso adecuado que hubiera asegurado un desempeño apropiado, no poseían ni utilizaban el mapa náutico correcto y descuidaron la vigilancia visual y de radar.

Medidas de prevención

MOL anunció que invertirá unos US$4,8 millones en medidas para prevenir la reaparición de las causas probables, basándose en las siguientes medidas:

I.- Abordar la falta de conciencia de seguridad, lo que incluye desde advertencias por circular, la realización de campaña de seguridad dirigida a los buques MOL, y en el caso de los buques fletados, prevenir la reincidencia mediante el intercambio de opiniones sobre la cultura de la seguridad de manera proactiva. Además, se realizará una encuesta de concientización sobre la seguridad a tripulantes que desempeñan e tareas de vigilancia de la navegación en buques MOL y en buques fletados.

II.-Abordar la falta de conocimiento de las normas sobre la seguridad de la navegación, mediante la educación de los tripulantes que realizan tareas de vigilancia de la navegación en los buques que MOL y los buques fletados relacionada con el funcionamiento de las cartas náuticas electrónicas. Además, se introducirá el funcionamiento a prueba de fallos de las cartas náuticas electrónicas, consistente en un plan de servicio para los buques MOL, que permita navegar mediante las cartas electrónicas mundiales a todas las escalas, sin la necesidad de su compra.

III.-Mejora de la calidad de la operación de los buques, mediante la mejora de las aptitudes de los tripulantes encargados de la operación de los buques y el reforzamiento del apoyo del Centro de Apoyo a las Operaciones de Seguridad (SOSC). También se aumentará la participación de los armadores, mediante reuniones de enlace y visitas mutuas entre el MOL y los armadores, junto con aumentar la participación en la selección de funcionarios superiores y la revisión de la calidad del buque.

IV.- Respuesta por el lado del equipamiento: Se fortalecerá la capacidad de disuasión mediante cámaras de vigilancia en los puentes de las naves y se mejorarán los sistemas de comunicación a bordo. Además, se instalarán sistemas de comunicación de alta velocidad y gran capacidad en los buques MOL y se solicitará lo propio a los buques fletados.

MOL finalmente enfatizó que cada miembro del Grupo «debe tomar en serio el mensaje de que la operación segura es la premisa principal para las actividades corporativas y trabajar para prevenir la repetición de este incidente».