El Diario Oficial de Federación (DOF) publicó recientemente el cambio legal sobre el control de puertos de México, el que en un periodo de seis meses pasaá a la Secretaría de Marina (Semar), tras 50 años bajo el mando de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a través de las Administraciones Portuarias Integrales (API). El cambio se realizó en el marco de las reformas a las leyes de Puertos, Comercio Marítimo y de la Administración Pública, aprobadas en octubre por el Congreso, así informó el medio Info Transportes.

El decreto se dio junto con la designación de Ana Laura Bautista como Coordinadora General de Puertos y Marina Mercante (CGPYMM), institución dependiente, desde ahora, de la Semar. La Secretaría de Marina tendrá la labor de proteger, dar seguridad marítima y portuaria, mantener el estado de derecho en las zonas marinas, costeras, puertos, recintos portuarios, terminales e instalaciones portuarias de México.

Además, la Semar tendrá que regular las comunicaciones y transporte por agua, como también formular y conducir las políticas y programas para el desarrollo del sector marítimo y portuario. La institución deberá asumir facultades sobre educación náutica mercante, la promoción y organización de la marina mercante y el establecimiento de requisitos de personal técnico, como también la concesión de licencias y autorizaciones.

La Semar cuenta con la atribución de construir, reconstruir y conservar las obras portuarias que se requieran, las obras marítimas, el dragado, autorizar la contratación de empresas cuando sobrepasen capacidades técnicas y operativas. El decreto publicado en el DOF también informa que la institución debe coordinar en los puertos marítimos y fluviales las actividades de servicios marítimos y portuarios, medios de transporte que operen en ellos y los servicios principales como auxiliares y conexos de las vías generales de comunicación.

La Marina deberá cumplir con la función de una administración centralizada de los puertos sobre los organismos paraestatales, otorgando concesiones y permisos para la ocupación de las zonas federales dentro de los recintos portuarios, fijando normas de carácter técnico y tarifario. La regulación de las tarifas incluirá reglas de aplicación sobre maniobras y servicios marítimos, portuarios, auxiliares relacionados con los campos de actividad correspondientes, esto en coordinación con la Secretaría del Ministerio de Hacienda del país.

La inspección de embarcaciones y artefactos navales también estará a cargo de la Marina, en conformidad con los tratados internacionales a los que México suscribe. Podrá autorizar a inspectores externos para verificar y certificar el cumplimiento de las normas de Tratados Internacionales y de la legislación nacional.

El decreto entrará en vigencia 180 días hábiles siguientes a su publicación en el Diario Oficial de la Federación, tiempo en el que se efectuará la transición administrativa entre SCT y Semar.