La naviera Baja Ferries de México invertirá US$3,7 millones para operar una nueva ruta de cabotaje Guaymas-Santa Rosalía, que conectará los estados de Sonora y Baja California Sur. La ruta comenzará a operar en los próximos días y según estiman, acortará los tiempos de tránsito y ahorro de entre 40% y 50% en el transporte de bienes, así lo informó Milenio.

El director general de Baja Ferries, Ariel Pozo, explicó que la conectividad marítima entre Sonora y Santa Rosalía era casi nula, mientras que la conexión terrestre representa recorridos de 36 horas en carreteras que no son de altas especificaciones, donde se observan retenes dada la inseguridad que la ruta representa.

Baja Ferries considera que la creación de la ruta de conexión representa la oportunidad de atender a la zona del Valle de Vizcaíno, Guerrero Negro, cubriendo sectores como el comercio agrícola, de producción fruti-hortícola y la producción minera, de materiales de construcción y detallista.

Pozo aseguró que la ruta se operará con buque «Balandra» capaz de transportar carga rodada (camiones o autos) con una capacidad de 855 metros lineales de carga, es decir, cerca de 300 camiones o contenedores, y una capacidad para 70 pasajeros.

«Esta alternativa significa para ellos un ahorro de 40% de los costos actuales para llegar con las mercancías a la zona de Santa Rosalía y a la zona de influencia», indicó el director.

La nueva operación de Baja Ferries además significa la creación de 50 empleos directos y casi tres veces más de indirectos. Se realizaron inversiones para el calado de los muelles de Puerto de Santa Rosalía con el fin de atender a los buques de la naviera. La ruta que unirá Guaymas y Santa Rosalía comenzará con tres itinerarios semanales, los días lunes, miércoles y viernes, y se comenzará con el transporte de carga cercana a los 450 metros lineales para aumentar progresivamente hasta los 650 metros lineales. También se examinará la posibilidad de aumentar los viajes a cuatro o seis por semana.

Se estima que, cuando la ruta se consolide, el volumen de carga representativo podría llegar a 7.200 metros lineales a la semana, casi 30.000 metros mensuales de carga, y movilizaría 45.000 personas al año entre la península y el continente. Ariel Pozo indicó que:

«el transporte marítimo no reemplaza al transporte terrestre, simplemente le facilita el tránsito en aquellas zonas en que la distancia es muy extensa porque se tiene una eficiencia y economía de escala».