Por Michael McDonald (Bloomberg) -La Autoridad del Canal de Panamá dice que los tránsitos de buques están repuntando a medida que el comercio mundial se recupera tras la pandemia de Covid-19.

Los buques portacontenedores han liderado la recuperación, mientras que el gas natural licuado y el gas licuado de petróleo están entre los segmentos de más rápido crecimiento para la vía acuática, dijo Ilya Espino de Marotta, su administrador adjunto, en una entrevista en las esclusas del canal.

El canal espera ver unos 13.000 tránsitos de buques este año fiscal, frente a los 12.245 del año pasado. Los cargadores que transportan mercancías entre la costa este de EE.UU. y Asia siguen siendo los principales clientes del canal, dijo.

El canal ha recibido menos cancelaciones este año que en 2020 y los transportistas de vehículos están regresando lentamente, dijo Espino de Marotta, un ingeniero que dirigió el proyecto de expansión del canal de 5.250 millones de dólares que se inauguró en 2016.

Los cruceros, que fueron uno de los segmentos más afectados, están empezando a reservar plazas en el canal a finales de este año, y más cruceros planean regresar en 2022.

El canal espera recibir 429 millones de toneladas de carga y recaudar 3.300 millones de dólares en ingresos para el año fiscal 2021, que termina el 30 de septiembre. Esa cifra se compara con los 475 millones de toneladas y los 3.400 millones de dólares de 2020.

La autoridad del canal supervisó el buque portacontenedores que se quedó atascado en el canal de Suez este año e interrumpió el transporte marítimo mundial, pero las dos vías navegables tienen importantes diferencias, dijo Espino de Marotta.

En Panamá, los capitanes de buques ceden el control de sus buques a los prácticos de la autoridad del canal, que están más familiarizados con la ruta. Además, el canal de Panamá es más corto que el de Suez y no suele sufrir grandes tormentas de viento, añadió.