Más de 160 personas han sido rescatadas de un buque filipino de carga RoRo que se inclinó hacia un lado el 31 de agosto de 2019.

Específicamente, los equipos de la Guardia Costera de Filipinas rescataron un total de 149 pasajeros y 18 tripulantes de Mika Mari 8 que posteriormente se sumergieron en el puerto de Consuelo en la isla de Camotes, Cebú.

Cuatro de los pasajeros sufrieron heridas leves y fueron llevados al Hospital Ricardo Memorial para intervención médica. Afortunadamente, no se reportaron bajas.

El incidente ocurrió mientras el buque estaba desembarcando vehículos en el muelle del municipio filipino de San Francisco.

En el momento del incidente, Mika Mari 8 acaba de llegar a Consuelo desde el puerto de Danao.

«Al finalizar el procedimiento de atraque y al desembarcar los vehículos, un camión de 10 ruedas encontró un problema de transmisión y se resbaló a estribor del buque, lo que causó un problema de equilibrio», explicó el Servicio de Guardacostas de Filipinas.

El buque RoRo es operado por la empresa de transporte del país Jomalia Shipping Corporation (JSC). La compañía cuenta con una flota de cinco transbordadores RoRo y dos de alta velocidad.