Más de 1.000 toneladas de aceite combustible se han derramado del buque granelero Wakashio encallado en la isla turística de Mauricio, según los fletadores Mitsui OSK Lines (MOL).

MOL informó que se cree que el granelero de pabellón panameño ha perdido más de 1.000 toneladas de aceite combustible en una conferencia de prensa conjunta con los propietarios del buque Nagashiki Shipping en Tokio el domingo.

El buque de tamaño capesize encalló frente a Mauricio el 25 de julio y, según MOL, el tanque de búnker de estribor del buque se ha roto derramando combustible en el mar. Se desconoce el impacto total del derrame en los mares vírgenes alrededor de Mauricio. Se informa de que sólo se recuperaron 50 toneladas de combustible del tanque de combustible de 1.180 toneladas.

«Nos disculpamos profundamente por los grandes problemas que hemos causado», dijo Akihiko Ono, un vicepresidente ejecutivo en la conferencia de prensa de ayer.

La tripulación del buque ha sido evacuada y, según MOL, está a salvo y está siendo trasladada a tierra.

Los dispersantes químicos utilizados para disolver el petróleo en los derrames dañarían los arrecifes de coral de la zona. «No podremos usarlos a menos que obtengamos la luz verde de las autoridades de Mauricio», dijo el presidente de la Naviera Nagashiki Kiyoaki Nagashiki, según un comentario del Nikkei Asia Review.

El Primer Ministro de Mauricio, Pravind Jugnauth, declaró un «Estado de Emergencia Ambiental» el viernes en respuesta al derrame.

Happy Khambule, director de la campaña de clima y energía de Greenpeace África, dijo: «El granelero japonés, MV Wakashio encalló alrededor del 25 de julio y ahora está derramando toneladas de diesel y petróleo en el océano.

«Miles de especies alrededor de las lagunas prístinas de Blue Bay, Pointe d’Esny y Mahebourg corren el riesgo de ahogarse en un mar de contaminación, con consecuencias nefastas para la economía, la seguridad alimentaria y la salud de Mauricio».