A.P. Moller – Maersk ha anunciado una inversión minoritaria en una start-up holandesa centrada en el desarrollo de tecnología de lignina líquida que puede utilizarse como combustible marino.

La inversión de Maersk Vertoro, realizada a través de su división Maersk Growth, ayudará a la start-up a seguir desarrollando y comercializando su tecnología patentada de lignina líquida y le permitirá construir una planta de demostración, que entrará en funcionamiento en 2022. La producción de esta planta se utilizará para desarrollar combustibles marinos en colaboración con Maersk, así como otras aplicaciones para los mercados de materiales y productos químicos.

Vertoro se fundó en 2017 y produce lignina líquida exclusivamente a partir de residuos forestales y agrícolas de origen sostenible mediante un proceso termoquímico patentado. Al igual que el petróleo fósil, la lignina líquida puede utilizarse como plataforma para aplicaciones de combustibles, productos químicos y materiales.

«Nuestro objetivo es ofrecer productos competitivos y sostenibles a clientes de todo el mundo preocupados por los costes y el medio ambiente; un modelo inspirado en empresas disruptivas de otras industrias que hoy se encuentran entre las más rentables de su sector. Esta inversión nos acercará a la consecución de este objetivo en estrecha colaboración con nuestro comprometido equipo, nuestros inversores y nuestros socios», dijo Michael Boot, cofundador y consejero delegado de Vertoro.

Maersk prevé la coexistencia de varios tipos de combustible en la futura combinación de combustibles y ha identificado cuatro posibles vías de descarbonización: biodiésel, alcoholes, amoníaco y alcoholes mejorados con lignina. La lignina es una clase de polímeros orgánicos complejos que forman materiales estructurales clave en los tejidos de soporte de la mayoría de las plantas.

Esta es la tercera inversión de Maersk Growth en combustibles marinos alternativos en menos de dos meses. En septiembre, Maersk Growth invirtió en WasteFuel, una empresa emergente centrada en la conversión de residuos en combustible de aviación sostenible, bioetanol verde y gas natural renovable. Más tarde, invirtió en Prometheus, que está desarrollando una tecnología de captura directa de aire que permite obtener electrocombustibles rentables y neutros en carbono.

«Los combustibles de lignina tienen un potencial prometedor a la hora de descarbonizar el transporte marítimo», dijo Peter Votkjaer Jorgensen, socio de Maersk Growth. «Consideramos que Vertoro es una empresa emergente líder en el espacio sostenible de la conversión de biomasa en líquidos y estamos entusiasmados de invertir en la compañía y formar parte de los esfuerzos para aumentar efectivamente la producción de combustibles verdes.»

La inversión es el último avance en la búsqueda de Maersk de la neutralidad de carbono para 2050. El gigante del transporte marítimo anunció recientemente un total de nueve buques capaces de funcionar con metanol verde.