El gigante naviero danés Maersk instalará un sistema de baterías marinas de 600 kWh en contenedores a bordo del Maersk Cape Town de 4.500 TEU en diciembre de 2019 para mejorar el rendimiento y la fiabilidad de los buques y reducir las emisiones de CO2.

«Esta prueba proporcionará una mayor comprensión del almacenamiento de energía que ayudará a Maersk a avanzar hacia una mayor electrificación de su flota y terminales portuarias. Maersk continuará facilitando, probando y desarrollando soluciones bajas en carbono en nuestro viaje para convertirnos en carbono neutral para el año 2050», dijo Søren Toft, Director de Operaciones de Maersk.

La compañía explicó que la propulsión de embarcaciones sólo con baterías «está a años de ser una opción técnica y económicamente viable».

Sin embargo, los sistemas de baterías marinas pueden utilizarse para mejorar la eficiencia de los sistemas eléctricos a bordo de un buque, como los generadores de Maersk Cape Town. Al mantener los generadores auxiliares del buque a una carga más óptima y evitar hacer funcionar los generadores cuando no se necesitan, se puede reducir el consumo total de combustible, anotó Maersk.

Además, apoyará a los generadores con una potencia de hasta 1.800 kVA durante los cambios rápidos en la carga eléctrica, como el funcionamiento de los propulsores, lo que puede reducir los requisitos de mantenimiento del generador.

«Este emocionante piloto, el primero de su clase en la industria, mostrará el potencial de las tecnologías de baterías para seguir mejorando el rendimiento de nuestros buques, al mismo tiempo que reduce el consumo de combustible en nuestros sistemas eléctricos sin propulsión», dijo Ole Graa, Jefe de Tecnología de Flotas de Maersk.

El sistema de almacenamiento de energía de baterías en contenedores ha sido fabricado en Odense, Dinamarca por el integrador de sistemas y proveedor llave en mano Trident Maritime Systems. El sistema de baterías se transportará en breve a Singapur y se instalará a bordo del Maersk Cape Town.

El buque con bandera de Singapur navega entre África Occidental y Asia Oriental. Su primer viaje completo con el nuevo sistema en funcionamiento se llevará a cabo el próximo año y «se supervisará de cerca para evaluar el rendimiento del sistema en relación con las ambiciones de la prueba», según Maersk.

Los módulos de baterías funcionarán dentro del contenedor junto con otros componentes eléctricos y de control.

«La aplicación de la tecnología de las baterías y los conocimientos adquiridos pueden permitir una mayor innovación en todo el territorio de A.P.Moller-Maersk. Tenemos interés en trabajar con los proveedores para hacer crecer estas posibilidades a medida que la tecnología madura», concluyó la empresa.