El pedido forma parte de un programa de renovación de la flota en curso en el segmento LR2. «Estamos construyendo los LR2 para asegurarnos de que tenemos la cartera de embarcaciones que mejor se adapte a las demandas de nuestros clientes. Las nuevas embarcaciones nos ayudarán a mantener una flota competitiva en un segmento que es atractivo tanto para los clientes como para los propietarios, y a mantener una posición fuerte en el mercado», dice Søren C. Meyer, jefe de activos de Maersk Tankers.

El contrato para el programa de construcción de nuevos buques se firmó en un mercado con precios de activos competitivos. En mayo de 2018, la compañía confirmó el pedido de los primeros seis buques. El plan es entregar los diez LR2 entre 2020 y 2022. Los buques estarán bajo la gestión comercial, técnica y corporativa de Maersk Tankers.

Por: MarineInsight.com