Los bancos están mejor preparados que en 2008 para hacer frente a los desafíos que se avecinan tras el virus del coronavirus, pero un aumento de los préstamos en mora es inevitable como resultado de la pandemia, según XRTC Business Consultants. Además, los financiadores del transporte marítimo califican como preocupantes las bajas tarifas de flete, la interrupción de la cadena de suministro, las restricciones generales de viaje y los cambios de tripulación.

La amenaza más importante para los mercados del transporte marítimo internacional es la economía mundial, seguida de cerca por el comercio global, según una nueva encuesta realizada entre las instituciones griegas y chipriotas que participan en la financiación del transporte marítimo, así como los bancos de Alemania, Francia, Noruega, Holanda, Reino Unido, EE.UU., China y Japón, por XRTC Business Consultants, con sede en Akti Miaouli.

El estudio, que se centró en la financiación del transporte marítimo y en las tendencias y perspectivas después del Covid-19, también consideró que el exceso de capacidad era un obstáculo importante para un repunte saludable, al menos en los sectores básicos del transporte marítimo. También se plantearon cuestiones ambientales, la capacidad de transporte marítimo de China, la geopolítica y la falta de liquidez.

La mayoría de las instituciones participantes son partidarias desde hace mucho tiempo del transporte marítimo, con casi un 40% involucrado en el sector durante al menos 50 años, otro 28% está presente desde hace 20-40 años y un 33% desde hace menos de 20 años.

Mientras que sólo el 5% de las instituciones participantes han comprado NPL’s de otras instituciones, el 35% ha vendido parte de su cartera de financiación de buques durante los últimos 10 años. No se han revelado las cantidades o el porcentaje de las transacciones de NPLs sobre el total de su cartera de financiación de buques, pero desde finales de 2018 cerca de 13.000 millones de euros (14.650 millones de dólares) de préstamos improductivos relacionados con el transporte marítimo han llegado al mercado cuando los bancos alemanes y griegos intentaron sanear sus balances debido a la continua presión de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.

La mayoría de los prestamistas (72%) prefieren una exposición entre el 50% y el 60%, mientras que otro 16,7% prefiere una exposición entre el 60% y el 70%. Alrededor del 11% de los encuestados se dividen por igual en dos grupos de 5,6% cada uno, el primero prefiere financiaciones de menos del 50% y el otro grupo financiaciones de más del 70%.

«Sin duda, el apalancamiento deseado por los participantes muestra su voluntad de ver más equidad en cada proyecto y una postura cautelosa en el desarrollo de sus carteras de préstamos de envío. También observamos que el apalancamiento deseado de los préstamos no depende ni del país de origen de las instituciones ni de su tamaño», dijo el XRTC.

«En estos tiempos sin precedentes, la capacidad del transporte marítimo para continuar sin interrupción el transporte de alimentos, energía y suministros médicos a través de los continentes desempeñará un papel fundamental en la superación de la pandemia. En este sentido, los gobiernos y los bancos centrales se han dado cuenta de que deben apoyar un transporte marítimo que tiene un papel esencial que desempeñar en el crecimiento y el desarrollo sostenible», comentó el XRTC

«Al mismo tiempo, tanto las compañías navieras como sus prestamistas tendrán que ser ágiles y adaptables a esta situación cambiante y centrarse en la elaboración de estrategias y planes eficaces y receptivos».