El operador de ferrys francés Corsica Linea está acondicionando sus ferrys que hacen escala en el puerto de Marsella con el equipo necesario para utilizar la electricidad como fuente de energía en el punto de atraque.

En lugar de hacer funcionar motores auxiliares diesel en el puerto, los ferrys Paglia Orba, Jean Nicoli y Pascal Paoli recibirán la solución de compensación de energía Dynacomp de ABB, que permite que la electricidad disponible en la red local de Marsella se reduzca a 11KV para su uso a bordo.

La instalación de la tecnología de conexión en tierra de ABB en uno de los ferrys, Paglia Orba, ya está en marcha, mientras que los dos buques restantes estarán conectados a la red eléctrica de tierra en 2020.

«Estimamos que utilizaremos entre 7MWh y 11 MWh de potencia de emisión cero por llamada, dependiendo del buque», dijo Ludovic Amouroux, director de proyecto de Corsica Linea.

El proyecto forma parte de la iniciativa ecológica del Puerto de Marsella de convertirse en el primer puerto totalmente eléctrico del Mediterráneo en 2025.

La autoridad portuaria tiene previsto gastar 20 millones de euros (22 millones de dólares) en los próximos seis años para ampliar las conexiones eléctricas en tierra de los buques atracados a todos los ferrys, cruceros y muelles de reparación del puerto oriental de Marsella.

Ya disponible en los muelles de los ferrys de Córcega, la red se ampliará en dos fases para cubrir los muelles de los ferrys del norte de África y el centro de reparación naval para 2022 y la terminal de cruceros entre 2022 y 2025.