El MSC Joanna, un buque de 9.200 teu, tiene prohibido hacer escala en aguas de los Emiratos Árabes Unidos durante un año y el capitán del buque no puede trabajar en ningún buque que visite la nación de Oriente Medio y se enfrenta a acciones legales, ya que el buque se convierte en uno de los primeros fracasos históricos en la adhesión a la nueva prohibición del 1 de marzo sobre el transporte de fuel oil con alto contenido en azufre (HSFO).

La Autoridad Federal de Transportes de los EAU dijo que el buque transportaba 700 toneladas de HSFO cuando recaló en el puerto de Jebel Ali este mes, a pesar de las repetidas advertencias para que se eliminara el combustible antes de su arribo.

El buque salió del puerto sin descargar el combustible como lo solicitaron las autoridades locales.

La prohibición de transportar HSFO para todos los buques no equipados con depuradores es la segunda parte del límite global de azufre que entró en vigor este año.