Hoy en día, los portacontenedores transportan más del 90% de todas las mercancías en el mundo y más de 4 trillones de dólares al año, según el Consejo Mundial de Transporte Marítimo. Pero, puede tardar más de un mes para que esas mercancías zarpen de Pekín a Nueva York. Por tierra, los camiones transportan casi el 71% de todo el tonelaje de carga en los EE.UU., según la Asociación Americana de Camiones. El problema es que hay escasez de conductores de camiones en los EE.UU. Así que, ¿cómo se puede acelerar los envíos al mismo tiempo que se mantiene bajo el personal?

Startups como Natilus, Volans-i, Matternet y Zipline creen que la respuesta son drones autónomos que pueden transportar mercancías, incluso cargas pesadas, y volar largas distancias para entregar productos, suministros o incluso muestras médicas.

El mercado global de logística y transporte de drones generó más de 24 millones de dólares en ingresos en 2018, un número que se espera que crezca a 1.600 millones de dólares en 2027, según The Insight Partners. Estos drones podrían ser la interrupción necesaria en una cadena de suministro global que ha estado bastante estancada desde la década de 1950. Vea el video para obtener más información.