El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de EE.UU. ha entrado casi totalmente en autocuarentena después de que el número 2 de la Guardia Costera diera positivo para el coronavirus tras una reunión de alto nivel en el Pentágono la semana pasada, dijeron funcionarios estadounidenses el martes.

Los oficiales de defensa de los Estados Unidos, hablando bajo condición de anonimato, enfatizaron que los altos mandos militares, con la excepción del vice comandante de la Guardia Costera, el Almirante Charles Ray, han dado negativo hasta ahora y todavía están cumpliendo con sus deberes.

Pero la divulgación corre el riesgo de aumentar la incertidumbre sobre las operaciones en los niveles más altos del gobierno de los Estados Unidos después de que el propio Presidente Donald Trump contrajo la enfermedad, junto con altos funcionarios de la Casa Blanca y otros líderes republicanos. El aumento de casos entre los funcionarios en Washington no está perturbando al gobierno de Estados Unidos, dijo la Casa Blanca.

Todos los potenciales contactos cercanos de las reuniones de Ray en el Pentágono fueron examinados el martes por la mañana y ninguno de ellos mostró síntomas, dijo el portavoz del Pentágono Jonathan Hoffman en un comunicado.

«No tenemos ninguna prueba positiva adicional que reportar en este momento», dijo Hoffman.

«No hay cambios en la preparación operacional o la capacidad de misión de las Fuerzas Armadas de EE.UU.».

Ray asistió a reuniones a finales de la semana pasada con la cúpula de las Fuerzas Armadas de EE.UU., incluyendo al presidente del Estado Mayor Conjunto, el general del ejército Mark Milley, el principal asesor militar de Trump.

Funcionarios estadounidenses dijeron a Reuters que Milley se estaba autoaislando, al igual que el vicepresidente del Estado Mayor Conjunto y los líderes militares del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la Fuerza Espacial.

Sin embargo, dos oficiales dijeron que el comandante del Cuerpo de Marines, el general David Berger, no se reunió con Ray la semana pasada y, por lo tanto, no se estaba autoaislando. No se pudo contactar inmediatamente con el Cuerpo de Marines para hacer comentarios.

La Guardia Costera reveló el martes que Ray había dado positivo el lunes por el virus después de sentir síntomas leves durante el fin de semana.

Dijo que Ray estará en cuarentena desde su casa.