Es probable que la mayoría de los proyectos de energía flotante se retrasen entre tres y seis meses y, si el virus coronavirus (COVID-19) no se contiene pronto, podría provocar retrasos de un año.

Esta fue la advertencia del analista de Oslo, Rystad Energy, en una nota informativa el viernes. De un total de 28 unidades flotantes de producción, almacenamiento y descarga (FPSO) en construcción en todo el mundo, 15 están siendo construidas en astilleros en China. Siete más están en construcción en Singapur y Corea del Sur.

La empresa dijo que es probable que el virus cause una gran escasez de personal y de suministros en los tres países. En el peor de los casos y en vista del hecho de que los proyectos de desarrollo del FPSO toman un promedio de 36 meses, esto podría significar retrasos en los proyectos de al menos un 30%. Aunque los trabajadores tuvieron extensiones de vacaciones después del Año Nuevo Chino, muchos han regresado ahora a trabajar, pero con horarios significativamente más cortos.

La situación se agravará por los retrasos en el suministro, tanto dentro como fuera de la China continental, mientras que la tasa de utilización de las plantas en el sector manufacturero chino ha caído ahora a menos del 10%. Las prohibiciones de viaje impedirán que las empresas de ingeniería y las empresas de certificación de los contratistas asistan y accedan a los astilleros, señaló la empresa.

El director de investigación de yacimientos petrolíferos de Rystad Energy, Audun Martinsen, comentó: «Aunque los operadores y contratistas están buscando formas de recuperar parte del tiempo que se perderá al acelerar otras etapas de desarrollo, anticipamos que el primer petróleo o gas para estos proyectos se enfrentará a claros retrasos».

La situación actual de las plataformas mar adentro es sólo una parte de un cuadro más amplio. La exploración y producción de la industria energética está siendo severamente afectada por el virus y Arabia Saudita ahora presionará para mayores recortes en la producción de petróleo en la próxima reunión de la OPEP.