Las escalas de los buques han disminuido drásticamente en los puertos de la India, ya que las líneas de contenedores con servicios reducidos debido al coronavirus saltan las escalas obligando a los expedidores a transbordar las cargas.

Se han producido graves trastornos en el movimiento de los contenedores debido a la modificación de las rotaciones de los puertos por las líneas de contenedores, coincidiendo también el momento de las «escalas de salto» con la típica prisa de los expedidores de fin de año financiero por completar sus compromisos de pedido.

Los desequilibrios entre las exportaciones e importaciones se han ido ampliando y están provocando el agotamiento de las existencias. Unos pocos operadores de líneas principales han hecho esfuerzos por reubicar cajas vacías del Oriente Medio, pero en general, los buques han sido objeto de un exceso de reservas y a menudo terminan dejando atrás los contenedores, lo que obliga a los expedidores a desviar su carga a través de las opciones de transporte disponibles para el transbordo en Jebel Ali, Singapur o Port Klang.

Incluso el centro regional de transbordo, Colombo, ha sido testigo de escalas saltadas. En cuanto al Jawaharlal Nehru Port Trust (JNPT), el principal puerto de contenedores del país atendió 141 escalas de buques en febrero, en comparación con las 154 escalas del mes anterior.

Con una ráfaga de salidas en blanco y volúmenes de entrada mucho menores, los líderes de la industria naviera de la India esperan en general que los volúmenes de contenedores se vean muy afectados durante marzo y abril (hasta un 6-7%), pero prevén un fuerte giro a partir de entonces, sujeto, por supuesto, a la mitigación de la crisis.