El Grupo Royal Caribbean afirmó el lunes que, tras un año desastroso para el operador de cruceros, se está produciendo un aumento de las reservas futuras, ya que los entusiastas de los viajes buscan navegar de nuevo en un momento en el que los gobiernos de todo el mundo han iniciado la vacunación masiva.

Las acciones de la compañía, que cayeron un 44% el año pasado, se dispararon un 9% en las operaciones de la mañana (y han subido un 24% en los últimos cinco días de cotización), ya que Royal Caribbean dijo que había registrado un aumento del 30% en las nuevas reservas desde principios de año en comparación con noviembre y diciembre.

Los analistas también han señalado que Royal Caribbean y sus homólogas Carnival Corp y Norwegian Cruise Line Holdings Ltd. reanudarán gradualmente sus viajes en el segundo semestre de este año, tras el parón de meses provocado por la pandemia.

«Ahora, después de 11 meses de pandemia, creo que todos sabemos que la fatiga por la COVID es real. La gente pide a gritos la oportunidad de vivir una experiencia fuera de sus casas», dijo el director ejecutivo Richard Fain en una llamada de resultados.

Royal Caribbean dijo que las reservas para la primera mitad de 2022 estaban dentro de los rangos históricos y a precios más altos, y algunos en Reddit y Twitter dijeron que estaban deseando volver a hacer cruceros.

Sin embargo, el operador del crucero «Symphony of the Seas» registró una pérdida neta atribuible de 1.370 millones de dólares en el trimestre finalizado el 31 de diciembre, lo que eleva su pérdida anual a 5.800 millones de dólares.

Los ingresos totales de Royal Caribbean en el trimestre fueron de 34,1 millones de dólares, frente a las estimaciones de los analistas de 35,6 millones de dólares, según datos de IBES de Refinitiv.

En términos ajustados, la empresa perdió 5,02 dólares por acción. Los analistas esperaban una pérdida de 5,20 dólares.

Royal Caribbean, con sede en Miami, prevé una pérdida neta para su primer trimestre y el año fiscal 2021.