La tripulación de un barco de propiedad qatarí ha iniciado una huelga de hambre tras 11 meses sin cobrar y más de un año abandonada a bordo del buque, según la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte.

El barco, identificado como el MV Ula, se encuentra actualmente en el puerto kuwaití de Shuaiba con 19 miembros de la tripulación procedentes de India, Turquía, Azerbaiyán y Bangladesh. Todos los marinos se han negado a comer desde el 7 de enero, por lo que seis de ellos han tenido que ser ingresados en el hospital, para volver de nuevo al barco.

«La tripulación lleva 14 meses a bordo del buque, algunos más de 19 meses. Uno ha estado 26 meses a bordo. Piden a Kuwait que los sustituya por tripulación local, para que puedan volver a casa con sus familias», afirma Mohamed Arrachedi, Coordinador de la Red del Mundo Árabe e Irán de la ITF. «Llevan 11 meses sin cobrar».

La ITF lleva más de un año intentando perseguir al propietario del buque, identificado como Aswan Trading and Contracting, y a su aseguradora para que cubran los salarios y otras responsabilidades con la tripulación. También ha buscado la ayuda del Estado del pabellón del buque, Palau, pero sin éxito. La ITF afirma que Palau canceló el registro del buque en septiembre de 2020 sin que se resolvieran las demandas de la tripulación.

«Dado que el buque carece ahora de bandera, queda en manos de las autoridades marítimas kuwaitíes resolver la situación. Kuwait tiene la responsabilidad legal y moral de salvar a estos marinos mientras aún hay tiempo. Como siempre, la ITF está a la espera para ayudar en todo lo que podamos», dijo Arrachedi.

«Estar en huelga de hambre desde el 7 de enero es muy grave y requiere una acción urgente», añadió.

«Hay vidas en peligro. Creemos que las autoridades kuwaitíes tienen instrumentos suficientes para tomar las medidas excepcionales necesarias para garantizar que la tripulación sea pagada y repatriada». La ITF está preparada para ayudar en todo lo que podamos».