Las líneas de contenedores han reanudado las escalas en Beirut después de la explosión de la semana pasada, y la terminal sólo ha sufrido daños menores, dijeron las principales empresas el martes.

La explosión del 4 de agosto en el puerto de Beirut, que mató a más de 160 personas e hirió a 6.000 más, demolió barrios enteros de la capital del Líbano en segundos.

Las líneas de contenedores desviaron los barcos al puerto más pequeño del Líbano, Trípoli, para mantener en funcionamiento las líneas de suministro vitales.

«Nos complace informar que la terminal de contenedores sólo sufrió daños menores y que ha reiniciado sus operaciones», dijo la línea de contenedores alemana Hapag Lloyd en una nota a los clientes el martes, añadiendo que su primer barco que hace escala en Beirut desde el desastre va a atracar el 14 de agosto.

«Junto con el restablecimiento de nuestro servicio, también estamos reabriendo la aceptación de reservas para la carga hacia y desde Beirut», dijo la compañía, añadiendo que todavía estaba evaluando el alcance de los daños en sus contenedores que estaban en el puerto en el momento de la explosión.

La oficina de Hapag Lloyd en Beirut había quedado completamente destruida, pero el personal no sufrió daños.

El Líbano, que importa casi todo lo que utiliza, depende de los buques portacontenedores para introducir artículos que van desde cargas de alimentos refrigerados hasta ropa y otros bienes de consumo.

El puerto de contenedores de Beirut tiene una capacidad media anual de poco más de 1 millón de TEU (unidades equivalentes a 20 pies), en comparación con los 400.000 TEU de Trípoli, que podrían ampliarse a 600.000 TEU y un máximo de 750.000 TEU si se instalan más grúas, según muestran los datos del transporte marítimo.

La línea de contenedores francesa CMA CGM dijo por separado el martes que estaba de nuevo en pleno funcionamiento en Beirut, añadiendo que su primer buque portacontenedores había descargado en el puerto el lunes.

«La operación fue muy fluida. Las operaciones comerciales de los portacontenedores se reanudan normalmente desde el 10 de agosto en el puerto de Beirut», dijo CMA en un comunicado.

«Los barcos fueron desviados temporalmente a Trípoli donde se ha establecido un centro logístico, así como a otros puertos de la región».

CMA dijo la semana pasada que uno de sus empleados de Beirut que había desaparecido después de la explosión había muerto.