La Organización Marítima Internacional (OMI) convocará un grupo de trabajo sobre seguridad marítima en respuesta al creciente número de ataques de piratas a buques en el Golfo de Guinea.

El grupo de trabajo se reunirá en la próxima sesión del Comité de Seguridad Marítima, MSC 103, prevista para el mes de mayo, con el fin de ofrecer a los Estados miembros y a las organizaciones internacionales la oportunidad de debatir una mayor colaboración y posibles medidas para abordar el problema.

El Secretario General de la OMI, Kitack Lim, expresó su preocupación por la escalada en el número y la gravedad de los ataques contra los buques y las tripulaciones en la región del Golfo de Guinea, e insistió en la necesidad de que las partes interesadas colaboren para restablecer la seguridad y reducir las amenazas a la seguridad de las tripulaciones y los buques que operan en la región.

La OMI dijo que la urgencia de la situación se ha visto subrayada por el reciente ataque al portacontenedores MV Mozart el 23 de enero de 2021, que se saldó con una víctima mortal y el secuestro de 15 marinos, que ya han sido liberados.

En una carta circular (nº 4382, publicada el 10 de febrero), el Secretario General señaló que la OMI ha estado tomando medidas para mejorar la coordinación de las iniciativas entre las partes interesadas, incluida la facilitación de reuniones con representantes del sector, la Agencia de Administración y Seguridad Marítima de Nigeria (NIMASA) y el Centro de Coordinación Interregional para la aplicación de la Estrategia Regional para la Seguridad y la Protección Marítima en África Central y Occidental (ICC).

El Secretario General también destacó la necesidad de que los buques apliquen las mejores prácticas de gestión (BMP) aprobadas por la OMI para África Occidental (WA) con el fin de evitar, disuadir, retrasar e informar de los ataques.

El número de incidentes de piratería en el Golfo de Guinea alcanzó un récord en 2020, con 130 secuestros de tripulaciones en 22 incidentes distintos, según el Centro de Información sobre Piratería de la Oficina Marítima Internacional. También es preocupante el hecho de que los ataques sean cada vez más violentos y se produzcan más lejos de la costa, lo que pone de manifiesto la creciente capacidad de las bandas de piratas armados en la región.

«La OMI sigue prestando asistencia técnica a los Estados miembros de la región en relación con la aplicación de medidas de protección marítima», dijo la OMI en un comunicado. «La Organización está trabajando actualmente con el Centro de Coordinación Interregional (CCI) para ayudar a la aplicación del Código de Conducta de Yaundé (YCC), un código regional destinado a mejorar la seguridad marítima y hacer frente a la piratería, el robo a mano armada contra los buques, la pesca ilegal y otras actividades marítimas ilícitas.

«El Fondo Fiduciario para la Seguridad Marítima de África Occidental y Central de la OMI permite que el programa de creación de capacidad en materia de seguridad marítima de la Organización ayude a los Estados costeros del Golfo de Guinea, así como a los centros regionales, en el marco del Código de Conducta de Yaundé», añadió la OMI.