En un intento por resolver la crisis del cambio de tripulación, la industria y los sindicatos se han unido en una solución de 12 pasos que proporciona una hoja de ruta a los gobiernos para sacar a la gente de mar del encierro a bordo producido por el COVID-19.

La Organización Marítima Internacional (OMI) ha emitido un plan de 12 pasos a sus 174 estados miembros con un marco global para facilitar el cambio de las tripulaciones de los buques, incluyendo la falta de vuelos disponibles. El documento se titula: «Marco recomendado de protocolos para garantizar la seguridad de los cambios de tripulación y los viajes durante la pandemia de la enfermedad del Coronavirus (COVID-19)».

La hoja de ruta de 55 páginas ha sido impulsada por una amplia coalición de sindicatos de marinos y asociaciones internacionales de la industria naviera, con aportaciones de representantes de la industria aérea, organizaciones internacionales y el sector de los seguros.

La necesidad de poner en marcha de nuevo los cambios de tripulación se hace cada día más urgente, ya que la Cámara Naviera Internacional (ICS) afirma que dentro de dos semanas habrá que cambiar a unos 150.000 marinos mercantes para garantizar el cumplimiento de la normativa marítima internacional. Sin embargo, en la actualidad siguen atrapados en sus buques debido a las restricciones de viaje impuestas por los Estados de todo el mundo para tratar de evitar una mayor propagación de la pandemia del COVID-19.

Guy Platten, secretario general de la ICS dijo: «El problema es simple, pero la solución es compleja. Por lo tanto, hemos dado un paso adelante y hemos hecho los deberes y desarrollado los protocolos. Ahora estamos trabajando con los gobiernos para implementar esta hoja de ruta.

«La gente de mar sigue trabajando muy duro, día tras día y lejos de sus seres queridos, pero si no somos capaces de liberar a nuestros marinos de su encierro por el COVID-19 podríamos empezar a ver trastornos en el comercio y, lo que es más importante, aumentar el riesgo de accidentes y de que se produzcan problemas de salud mental. Aplazar esto ya no es una opción».

Stephen Cotton, secretario general de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) dijo: «Hoy en día, los sindicatos de la gente de mar, la industria, la OIT y la OMI, están pidiendo conjuntamente a los gobiernos de todo el mundo que pongan fin a las dificultades a las que se enfrentan los 150.000 marinos que se encuentran actualmente varados y que preparen un camino para que vuelvan a casa.

«Se trata de que los gobiernos reconozcan el papel fundamental que desempeña la gente de mar en las cadenas de suministro mundiales, que los reconozcan como trabajadores claves y que ofrezcan excepciones inmediatas y coherentes a las restricciones de COVID-19 para permitir el cambio de tripulación».