La Agencia de Ejecución Marítima de Malasia (MMEA) había detenido a más de 100 buques en las aguas orientales de Johor por diversos motivos, entre ellos el anclaje ilegal. Llevaron a cabo una misión, Ops Jangkar Haram, desde principios de 2021 para detener barcos extranjeros.

Nurul Hizam Zakaria, primer almirante director de la MMEA de Johor, ha declarado que la agencia ha puesto en marcha la Ops Jangkar Haram el 24 de marzo para evitar el anclaje ilegal de buques comerciales, concretamente en Tompok Utara.

La zona es un punto caliente para las actividades ilegales, ya que tiene una profundidad de 60 metros y, por lo tanto, es adecuada para que los buques anclen. Las aguas del este de Johor son una ruta comercial muy transitada, ya que conecta el este con el oeste y una media de 80.000 buques la utilizan cada año.

Nurul Hizam añadió también que el caso más reciente se produjo el 24 de septiembre (viernes). Los activos de la MMEA observaron y detuvieron a dos buques por realizar transferencias ilegales de petróleo. Además, los buques habían fondeado en aguas del este de Johor sin pedir permiso.

Dijo que alrededor de la 1.30 pm, los dos buques habían sido detenidos en el noreste de las aguas de Tanjung Siang a 22 millas náuticas.

Una de las dos embarcaciones era un buque marítimo registrado en Mongolia con ocho tripulantes de Indonesia de entre 23 y 66 años. Se le ha impuesto una multa de 50.000 RM por fondear ilegalmente en aguas malasias.

El otro está registrado en Panamá. Tenía 25 tripulantes de Ucrania, Georgia, Indonesia y Rusia con edades comprendidas entre los 23 y los 53 años. También tienen pruebas de identificación válidas.

Nurul Hizam también ha dicho que desde enero de 2021, la MMEA ha detenido a más de 100 buques debido a diversos tipos de infracciones según la Ordenanza de la Marina Mercante de 1952. De esos 101 buques, 83 pertenecen a la Ops Jangkar Haram. También dijo que el número de casos era el más alto hasta la fecha, superando el anterior récord de 93 casos capturados por la MMEA de Johor registrado en 2010.

Nurul Hizam también ha dicho que 30 buques registrados en Singapur habían sido detenidos por delitos del mismo tipo, seguidos por 12 buques indonesios y nueve malayos.

Algunos de los patrones de estas embarcaciones han afirmado desconocer que entraban en aguas malasias al fondear. Afirmaron no conocer las leyes marítimas, lo que según Hizam es una excusa muy poco convincente. Los buques que fondean en aguas malayas sin avisar al Departamento de Marina cometen una grave infracción, porque significa que quieren evitar el pago de los impuestos obligatorios a las autoridades.

La operación ha sido hasta ahora un éxito, y la MMEA seguirá colaborando con el Departamento de Marina para poner fin a todos los fondeos ilegales en aguas de Johor.

Nurul Hizam rindió homenaje a su equipo por el duro trabajo y la dedicación para proteger las aguas de Malasia y su soberanía a través de diversas operaciones de alto riesgo a lo largo de estos nueve meses desde el inicio de 2021, especialmente durante la pandemia en curso.

Alrededor de 360 agentes y personal del equipo de Nurul Hizam tuvieron que pasar la cuarentena al acercarse a los sospechosos detenidos. De esos 360, 120 habían dado positivo en la prueba del Covid-19, y dos oficiales han fallecido el 16 de agosto y el 17 de septiembre.

Referencia: thestar.com.my