La Cámara Naviera Internacional (ICS) y la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) han hecho un llamado conjunto en nombre de la gente de mar a los gobiernos para que faciliten el movimiento esencial de la gente de mar y del personal marítimo.

En la carta de la organización de armadores y del sindicato de la gente de mar a los gobiernos da seguimiento a su diálogo con el G20, y a los resultados positivos obtenidos en la reunión virtual de Ministros de Comercio e Inversión del G20 que tuvo lugar el lunes 30 de marzo.

Guy Platten, Secretario General de la Cámara Naviera Internacional, dijo:

«El tema de los cambios de la tripulación tiene el potencial de convertirse en un problema masivo para la economía mundial si los gobiernos no abordan nuestras preocupaciones. La ITF y la ICS han colaborado estrechamente para presentar soluciones pragmáticas en las que puedan trabajar los gobiernos y estamos dispuestos a apoyar al G20, a las instituciones de las Naciones Unidas y, lo que es más importante, a nuestra gente de mar. La gente de mar es la protagonista desconocida del comercio mundial, pero las actuales restricciones que se están estableciendo para responder a la pandemia de COVID-19 no son sostenibles».

Stephen Cotton, Secretario General de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte, dijo:

«La industria marítima está pidiendo a los gobiernos que muestren respeto por la gente de mar y que coordinen una estrategia global con las principales partes interesadas, incluidas las principales líneas aéreas, para aliviar las restricciones y facilitar el cambio de las tripulaciones de los buques. La ITF y la ICS están muy preocupadas por los miles de marinos cuyo deber a bordo ha terminado pero que se ven obligados a permanecer en el mar durante meses adicionales debido a las actuales restricciones nacionales de viaje. El actual estancamiento no sólo amenaza la salud y el bienestar personal de la gente de mar, sino que también aumenta el riesgo de accidentes marítimos y pone en peligro las cadenas mundiales de suministro que son esenciales para responder a esta pandemia, y en última instancia, para superarla. Pedimos una acción mundial inmediata y coordinada para reanudar con seguridad los cambios de tripulación y la repatriación de la gente de mar de manera que se proteja la salud y la seguridad, y en última instancia, la vida de la gente de mar».