La Cámara Naviera Internacional (ICS) y la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) han escrito una carta abierta a cuatro organismos de las Naciones Unidas (ONU) pidiendo que se faciliten los cambios de tripulación durante la pandemia de COVID-19 que está arrasando el mundo.

La carta enviada al Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), al Secretario General de la Organización Marítima Internacional (OMI), al Secretario General de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo y al Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) subraya que es vital que los gobiernos mantengan el comercio marítimo en movimiento a medida que la pandemia de COVID-19 se consolida.

«En esta época de crisis mundial, es más importante que nunca mantener abiertas las cadenas de suministro, el comercio, y el transporte marítimo en movimiento. En particular, esto significa mantener los puertos del mundo abiertos para las escalas de los buques comerciales, y facilitar los cambios de tripulación con el menor número de obstáculos posible», dice la carta firmada por Guy Platten, Secretario General de la ICS y Stephen Cotton, Secretario General de la ITF.

«Cada mes, alrededor de 100.000 marinos deben ser cambiados de los buques que operan para cumplir con los reglamentos marítimos internacionales pertinentes, que rigen las horas de trabajo seguras y el bienestar de la tripulación, a fin de que puedan seguir transportando el comercio mundial en condiciones de seguridad.

«Por lo tanto, deseamos subrayar la necesidad vital de que se concedan a los marinos mercantes profesionales del mundo las exenciones apropiadas de cualquier restricción nacional de viaje, al incorporarse o abandonar sus buques, a fin de mantener en funcionamiento las cadenas de suministro marítimo del mundo».

Las organizaciones que representan el 80% del tonelaje del transporte marítimo mundial y unos 2 millones de marinos quieren que la gente de mar sea tratada de la misma manera que la tripulación de las aerolíneas y el personal médico.

«En vista de su papel vital durante la pandemia mundial, sugerimos que la gente de mar profesional, independientemente de su nacionalidad, sea tratada como cualquier otro ‘trabajador clave’ internacional, como la tripulación de las líneas aéreas y el personal médico. Como tales, se les debería prestar una consideración especial y, a pesar de la necesidad de cumplir con los protocolos de salud de emergencia, deberían ser tratados con pragmatismo y comprensión cuando traten de viajar hacia y desde sus barcos.

«Por lo tanto, hacemos un llamado a sus organizaciones para que pongan de relieve la importancia crítica de esta cuestión con los gobiernos de sus Estados miembros.»

«Solicitamos, con carácter de urgencia, que este tema se añada al orden del día de las reuniones de alto nivel apropiadas, y que se aliente a las autoridades nacionales de los Estados miembros de sus organizaciones a que se comprometan inmediatamente con su asociación nacional de armadores y su sindicato nacional de gente de mar, a fin de encontrar soluciones rápidas a este grave problema que, de lo contrario, corre el riesgo de obstaculizar los esfuerzos mundiales para hacer frente a la pandemia de COVID-19», concluyeron el SCI y la ITF.