La Guardia Costera de los Estados Unidos continúa supervisando las operaciones periódicas de evacuación médica de los cruceros que esperan en la costa de Florida. Durante el fin de semana, los vigilantes de la Guardia Costera en Miami y St. Petersburg, Florida, coordinaron tres evacuaciones médicas de cruceros en el mar para marinos con enfermedades similares a la influenza: una del Celebrity Infinity y dos del Oasis of the Seas.

Los vigilantes del sector de la Guardia Costera de St. Petersburg supervisaron la evacuación médica de un tripulante del Celebrity Infinity con síntomas similares a los de la COVID-19. La pequeña embarcación del crucero transportó al tripulante a tierra para su posterior traslado a un hospital local. La tripulación del barco de respuesta de la Guardia Costera de St. Petersburg escoltó a la lancha hasta la costa.

Los vigilantes del sector de la Guardia Costera de Miami supervisaron la evacuación médica de dos tripulantes de Oasis of the Seas con síntomas similares a los de COVID-19 en una operación similar.

En cada caso, se consultó a un medico del 7º distrito de la Guardia Costera para evaluar la necesidad médica de las evacuaciones. El USCG llevó a cabo las evacuaciones médicas en consulta con el CDC, el Departamento de Salud de Florida y los hospitales locales con el fin de llevar a cabo las operaciones sin la propagación de COVID-19.

La magnitud del volumen potencial de evacuaciones médicas es desalentadora: hay más de 35 cruceros con 35.000 tripulantes a bordo en las aguas territoriales de los Estados Unidos alrededor de Florida, sin contar los buques fuera de la línea de 12 nm. Dado el tamaño de esta población y el potencial para abrumar los hospitales de la costa del sur de Florida con casos de COVID-19, el 7º Distrito de la Guardia Costera ha pedido a los operadores de cruceros que proporcionen más recursos de tratamiento a bordo para los miembros de la tripulación.

«Todo el equipo del DHS está trabajando en conjunto para asegurar que ningún marino quede sin tratamiento durante esta emergencia en la medida de nuestra capacidad colectiva, sin embargo, las medidas proactivas son críticas para asegurar que nuestros limitados recursos de búsqueda y rescate y los ya estresados servicios médicos en tierra no se vean sobrecargados», dijo el Contralmirante Eric C. Jones, comandante del 7º Distrito. «Esta situación de emergencia requiere que los cruceros tomen medidas adicionales para ser razonablemente autosuficientes en estas circunstancias de emergencia a través de una mejor atención médica a bordo y protocolos y procedimientos de transporte médico pre-aprobados».

El 7º Distrito de la Guardia Costera también supervisó otras dos evacuaciones médicas este fin de semana, una emergencia no relacionada con COVID-19 de un crucero anclado cerca de Miami y otra de una embarcación de recreo cerca de Cabo Cañaveral.