La Guardia Costera de los Estados Unidos continúa sus esfuerzos para contener un derrame de petróleo en el río Mississippi en Nueva Orleáns.

Los primeros activos fueron desplegados el 11 de septiembre después de que una tripulación de helicópteros de la Estación Aérea de la Guardia Costera de Nueva Orleáns observó un brillo en el agua a principios de ese día durante un sobrevuelo de rutina.

Se ha desplegado una barrera de 1500 pies para contener el brillo, mientras que la compañía de respuesta a derrames de petróleo OMI Environmental Solutions ha sido contratada para contener y recuperar el producto.

La Guardia Costera aún no ha proporcionado detalles sobre la causa o la fuente del derrame. El incidente sigue siendo objeto de investigación.

Además de los activos de la Guardia Costera de los Estados Unidos, la Oficina del Coordinador de Derrames de Petróleo de Louisiana se ha unido al esfuerzo de respuesta y seis barcos de respuesta a derrames de petróleo han estado en el lugar hasta el 13 de septiembre.

La Guardia Costera dijo antes que se proyecta un impacto mínimo en el litoral.