Beirut ha sido sacudida por una importante y devastadora explosión, tras un grave accidente industrial en un almacén, situado en el complejo portuario de Beirut.

Los informes indican que se ha producido una importante explosión en las proximidades del puerto de Beirut. Los observadores testigos presenciales, las imágenes de los medios de comunicación social y las fuentes de inteligencia locales confirman que se observó una gran «onda expansiva» que causó importantes daños estructurales en los edificios cercanos, y que el radio de la explosión se extendió por lo menos a 5-10 km del epicentro de la misma.

Inicialmente se cree que la explosión ocurrió cuando se realizaban trabajos de soldadura en una puerta detrás de la cual se almacenaban 2.750 toneladas de nitrato de amonio. El Jefe de Seguridad General del Líbano dice que la explosión fue causada por un incendio en un depósito de material altamente explosivo, incluyendo nitrato de sodio. El nitrato de amonio fue confiscado originalmente en 2013 del buque de carga de pabellón moldavo RHOSUS, que falló en las inspecciones de control del Estado del puerto.

Se cree que los buques y edificios en un radio de 5 km de la explosión han sido dañados. Las propiedades situadas a menos de 500 metros de la explosión han sufrido daños importantes. Debido a la proximidad de la ubicación, y a los informes locales de otras muertes, sería poco probable que la ubicación del puerto no experimentara bajas significativas. Hasta ahora se ha informado de 70 personas muertas y otras 4.000 heridas. Debido al elevado número de personas que estaban filmando el incendio inicial, la explosión ha provocado que un gran número de víctimas reciban cortes en la cara a causa de la explosión de ventanas de vidrio.

El buque de carga general RAOUF H (OMI: 8325535) es el buque comercial más cercano a la explosión, con el buque de carga general de pabellón de Sierra Leona MERO STAR (OMI: 8321682) situado detrás. Se cree que tres remolcadores locales estuvieron muy cerca de la explosión.