La naviera japonesa Ocean Network Express prevé que el ONE Apus regrese a mediados de marzoSe está trabajando para que el ONE Apus vuelva al servicio en algún momento del próximo mes, casi cuatro meses después de que el buque perdiera casi 2.000 cajas por la borda en el Océano Pacífico.

La naviera japonesa Ocean Network Express (ONE), operadora del ONE Apus, ha informado sobre las operaciones de descarga de la carga que se están llevando a cabo en Kobe (Japón). Desde que se inició la operación, hasta el 17 de febrero se habían retirado de forma segura un total de 859 cajas del buque, informó la ONE.

El ONE Apus perdió 1.816 cajas por la borda, entre ellas 64 que contenían mercancías peligrosas, debido al mal tiempo mientras navegaba por el Océano Pacífico hacia Long Beach, California, el 30 de noviembre de 2020. El buque regresó a Kobe (Japón) más de una semana después, revelando por primera vez el verdadero alcance del accidente.

ONE afirma que las operaciones de descarga, los trabajos de inspección y el transbordo de los contenedores dañados descargados siguen avanzando de forma constante y que los planes son que el ONE Apus salga de Kobe hacia mediados de marzo. La ONE está pidiendo a sus clientes que proporcionen la documentación de carga necesaria para evitar futuros retrasos.

Desde los días siguientes al accidente no se ha publicado una actualización del número exacto de contenedores afectados. La última cifra sigue siendo la de 1.816 contenedores individuales comunicada inicialmente.

El ONE Apus opera en el servicio Far East Pacific 2 (FP2) de Ocean Network Express. El buque tiene una capacidad de 14.000 cajas equivalentes a veinte pies, o TEU, y está registrado en Japón. En el accidente no se ha declarado una avería general.

«Apreciamos el apoyo y la asistencia de los clientes, que será fundamental para garantizar que todos los documentos se completen a tiempo para cumplir con el calendario de salida del buque», dijo la ONE.

El incidente del ONE Apus ha sido el peor de una serie de incidentes de pérdida de contenedores que han afectado al transpacífico esta temporada de invierno. Dos buques operados por Maersk también han sido víctimas de pérdidas de carga: el Maersk Eindhoven (perdió 260 contenedores) y el Maersk Essen (perdió unos 750).