El consorcio Nord Stream 2 (NS2), liderado por Rusia, dijo el viernes que el trabajo preparatorio para completar el gasoducto submarino a Alemania en aguas danesas puede seguir adelante, señalando las últimas notificaciones de la Autoridad Marítima danesa.

Nautiskinformation de Dinamarca notificó el jueves a los transportistas que las áreas prohibidas cerca de Bornholm se establecerían a partir del viernes para el buque colocador de tuberías Fortuna, asistido por buques de construcción y suministro.

Anteriormente, el diario alemán Handelsblatt dijo que el grupo NS2, liderado por la rusa Gazprom, estaba retrasando el trabajo de finalización, vinculando esto con la presión de las sanciones de Washington para detener el proyecto.

Un portavoz del grupo con sede en Suiza, que se había referido al sitio web danés, dijo que no haría más comentarios.

El consorcio probablemente podrá decir a fines de enero o principios de febrero cuándo se reanudarán los trabajos, según el informe de Handelsblatt, el grupo había citado al grupo.

Más del 90% del proyecto ha sido completado.

Según los datos de seguimiento de barcos de Refinitiv Eikon, el Fortuna estuvo anclado cerca del puerto alemán de Rostock el viernes.

La construcción del Nord Stream 2 se detuvo inicialmente en diciembre de 2019 tras la amenaza de sanciones de los Estados Unidos, que quiere cortar la dependencia de Europa de la energía rusa y vender su propio gas natural licuado a la región.

Nord Stream 2 está diseñado para duplicar la capacidad del gasoducto submarino existente de Nord Stream de Rusia a Alemania a 110 mil millones de metros cúbicos (bcm) por año, más de la mitad de las exportaciones totales de gas del gasoducto de Rusia a Europa.

El Ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, dijo el viernes que el gobierno consultará con la nueva administración de EE.UU. sobre el proyecto tan pronto como entre en funciones.

Por otra parte, la autoridad marítima de Alemania, BSH, dijo el viernes que le había dado permiso a Nord Stream 2 para instalar gasoductos en su zona económica exclusiva cualquier año desde finales de septiembre hasta finales de mayo, tras una solicitud del consorcio en junio de 2020.

El CEO de Wintershall DEA, uno de los cinco socios occidentales, dijo el viernes que no había recibido ninguna carta de Washington, un día después de que el CEO de Uniper dijera lo mismo.