La Compañía Naviera Murmansk ha sido declarada oficialmente en bancarrota por un tribunal de arbitraje local en Rusia esta semana, cerrando así un capítulo de 81 años en la historia marítima del Ártico.

El procedimiento de quiebra se llevará a cabo hasta finales de marzo dirigido por un gerente designado por la corte.

Splash ha informado mucho sobre el declive de la línea en los últimos tres años, con muchos procedimientos legales para tratar de recuperar el dinero de la empresa.

La Compañía Naviera de Murmansk puede remontar sus raíces a 1939. Fue privatizada después del colapso de la Unión Soviética en el decenio de 1990. La empresa ha tenido dificultades para encontrar negocios en los últimos años, ya que han aparecido nuevos participantes en el Ártico.

VesselsValue enumera a la compañía rusa con una flota de 19 buques compuesta principalmente por pequeños graneleros.