La Comisión Europea (CE) ha publicado directrices que piden a los estados miembros que designen puertos para acelerar los cambios de tripulación. Con una crisis creciente en torno a la incapacidad de la industria para llevar a cabo alrededor de 100.000 cambios de tripulación al mes, la CE está tratando de dar claridad a los estados miembros facilitando los acuerdos de tránsito de los marinos y la aplicación de las vías verdes.

«Las directrices de hoy piden a los Estados miembros que, en coordinación con la Comisión, designen puertos en torno a las costas de la UE para realizar cambios de tripulación por la vía rápida, con instalaciones adecuadas para que la gente de mar se someta a controles médicos, a cuarentena si así lo exige el país en cuestión y a conexiones de transporte hacia su país de origen», dijo la CE.

«La pandemia ya ha dado lugar a la prórroga de algunos contratos, lo que podría tener un impacto negativo en el bienestar de la gente de mar. En todos los casos, esas prórrogas deberían tener lugar con el acuerdo de los interesados».

En virtud de esta orientación, además de la Declaración de Salud Marítima existente, se recomienda que cuatro horas antes de la llegada a puerto el buque comunique el número de personas a bordo y cualquier infección confirmada o presunta de COVID-19.

La Comisionada de Transporte Adina Vălean dijo: «La gente de mar mantiene abiertos los canales vitales para nuestra economía y las cadenas de suministro, ya que el 75% del comercio de la UE y el 30% de todas las mercancías con la UE se transportan por mar. Las directrices incluyen asesoramiento sanitario, recomendaciones para cambios de tripulación, desembarco y repatriación para la gente de mar y los pasajeros. Pido a los Estados miembros que designen puertos donde se produzcan cambios rápidos de tripulación y que recuerden que los operadores de cruceros tienen la responsabilidad ante sus clientes y empleados de llevar a todos a casa en condiciones de seguridad».

La medida fue bien recibida por la Cámara Naviera Internacional (ICS), que un día antes había enviado una carta conjunta a los líderes del G20 pidiendo una estrategia global para los cambios de tripulación.

Guy Platten, secretario general de la ICS dijo: «Acogemos con beneplácito el liderazgo proporcionado por la Comisión Europea en su llamado a los Estados miembros de la UE para facilitar el movimiento esencial de la gente de mar y el personal marino. El cambio de tripulaciones es un problema masivo para toda la industria del transporte marítimo, además de los operadores de buques con base en Europa, y esperamos que esta rápida respuesta a nuestros pedidos al G20 para que actúe a nivel mundial sirva de catalizador para otras naciones, y que el G20, junto con la OMI, establezca rápidamente acuerdos pragmáticos y coordinados para permitir que se produzcan los cambios de tripulación.

«Los marinos son los héroes no reconocidos que mantienen abiertas las cadenas de suministro. Es correcto que los apoyemos, ya que ellos nos apoyan silenciosamente a todos nosotros.»