La gran petrolera ConocoPhillips pasó de los números negros a los rojos en el último trimestre de 2020 en comparación con el periodo del año anterior debido a los menores precios y volúmenes.

ConocoPhillips informó el martes de una pérdida en el cuarto trimestre de 2020 de 800 millones de dólares en comparación con las ganancias del cuarto trimestre de 2019 de 700 millones de dólares.

Excluyendo elementos especiales, las ganancias ajustadas del cuarto trimestre de 2020 fueron una pérdida de 200 millones de dólares en comparación con las ganancias ajustadas del cuarto trimestre de 2019 de 800 millones de dólares.

Los beneficios de todo el año 2020 fueron una pérdida de 2.700 millones de dólares en comparación con los beneficios de todo el año 2019 de 7.200 millones de dólares.

Excluyendo los elementos especiales, las ganancias ajustadas de todo el año 2020 fueron una pérdida de 1.000 millones de dólares en comparación con las ganancias ajustadas de todo el año 2019 de 4.000 millones de dólares.

Mirando a los compañeros de ConocoPhillips, Chevron informó la semana pasada de que había conseguido recortar sus pérdidas en el último trimestre de 2020, que ascendieron a 665 millones de dólares frente a una pérdida de 6.600 millones.

Antes, el martes, BP dijo que su beneficio subyacente por costes de reposición en el cuarto trimestre de 2020 fue de 115 millones de dólares, frente a los 86 millones de beneficio del tercer trimestre de 2020 y en comparación con el beneficio de 2.600 millones de dólares del cuarto trimestre de 2019.

ExxonMobil anunció el martes una pérdida estimada para el cuarto trimestre de 2020 de 20.100 millones de dólares, frente a un beneficio de 5.700 millones en el mismo periodo de 2019.

Baja la producción de ConocoPhillips
La producción, excluyendo Libia, para el cuarto trimestre de 2020 fue de 1.144 mil barriles equivalentes de petróleo por día (MBOED), un descenso de 145 MBOED respecto al mismo periodo del año anterior.

Tras ajustar las adquisiciones y cesiones cerradas, la producción del cuarto trimestre de 2020 disminuyó 88 MBOED o un 7% respecto al mismo periodo del año anterior.

Según ConocoPhillips, este descenso se debió principalmente al declive normal de los yacimientos, compensado en parte por la nueva producción de la zona inferior de los 48 y otros programas de desarrollo en toda la cartera. La producción de Libia alcanzó una media de 25 MBOED.

Las ganancias disminuyeron con respecto al cuarto trimestre de 2019 debido a los menores precios realizados y a la reducción de los volúmenes, así como a los deterioros no monetarios en Alaska y en Lower 48.

Estas disminuciones fueron parcialmente compensadas por el aumento del valor de mercado de las acciones de Cenovus Energy.

Excluyendo los elementos especiales, las ganancias ajustadas fueron menores en comparación con el cuarto trimestre de 2019 debido a los menores precios realizados y a la reducción de los volúmenes, parcialmente compensados por una disminución de los costes operativos asociados a la reducción de los volúmenes.

ConocoPhillips ha establecido un presupuesto de capital del plan operativo para 2021 de 5.500 millones de dólares. Esto incluye 5.100 millones de dólares para mantener la producción actual y 400 millones de dólares para invertir en grandes proyectos, principalmente en Alaska, además de la actividad de evaluación de exploración en curso.

Ryan Lance, presidente y director ejecutivo de ConocoPhillips, declaró:

«Aunque los fundamentos de la industria se han fortalecido desde los mínimos de 2020, creemos que establecer un programa de capital sostenible para 2021 es el enfoque correcto para nuestra empresa. Demuestra claramente nuestro compromiso con la generación de flujo de caja libre y crea flexibilidad para devolver capital adicional a los accionistas a precios más altos».