La Administración Biden está dispuesta a revisar las solicitudes de exención de la «Ley Jones»

Por Doina Chiacu (Reuters) – La Administración Marítima del Departamento de Transporte de Estados Unidos (MARAD) ha completado su evaluación de los buques disponibles para transportar productos petrolíferos desde el Golfo a la costa oriental y está lista para revisar cualquier solicitud de exención de la Ley Jones, dijo la Casa Blanca el miércoles después de que un ataque de ransomware a Colonial Pipeline interrumpiera los suministros.

La Ley Jones exige que las mercancías que se mueven entre los puertos de Estados Unidos sean transportadas por barcos construidos en el país y con tripulación estadounidense.

El Departamento de Seguridad Nacional debe emitir cualquier exención de la Ley Jones y el Secretario Alejandro Mayorkas dijo el martes que las autoridades querían estar listas para actuar inmediatamente.

«El Departamento de Seguridad Nacional está preparado para revisar cualquier solicitud de exención temporal de la Ley Jones por parte de las empresas que demuestren que no hay suficiente capacidad en los buques calificados por la Ley Jones para transportar combustible a la región afectada», dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en un comunicado.

Un ataque de ransomware contra el oleoducto Colonial detuvo la semana pasada el envío de 2,5 millones de barriles diarios de combustible en el ciberataque más perturbador contra la infraestructura energética de Estados Unidos. Funcionarios del gobierno de Biden han estado trabajando sin descanso en las formas de mitigar cualquier escasez en los estados afectados del sureste de Estados Unidos, dijo la Casa Blanca.

Un grupo interinstitucional se reunió el martes por la noche para discutir «las últimas actualizaciones sobre el suministro de combustible en la región afectada, y las medidas que las agencias han tomado y están considerando para aliviar aún más la escasez de suministro», dijo Psaki.

El Departamento de Transporte dijo el martes por la noche que estaba permitiendo a Alabama, Georgia, Kentucky, Luisiana, Maryland, Mississippi, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Tennessee y Virginia utilizar las carreteras interestatales para transportar cargas con sobrepeso de gasolina y otros combustibles.

Related Articles

- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos

Share This