El armador noruego Klaveness Combination Carriers (KCC) ha emprendido un cambio de carga seca y húmeda, lo que supone una primicia para uno de sus armadores CLEANBU.

El Barú de 83.600 TPM de la compañía, con una longitud de 228,4 metros y un ancho de 34,5 metros, hizo el cambio de carga húmeda a carga seca.

El buque transportó una carga completa de productos petrolíferos (CPP) de la India a la Argentina. Después de descargar el CPP, completó la limpieza y conversión del modo cisterna (como buque cisterna LR1) al modo de granelero seco (como granelero Kamsarmax), cargó un granelero y ahora está en ruta de regreso a Asia.

Klaveness Combination Carriers dijo que el buque pasó todas las estrictas inspecciones de limpieza de los inspectores de carga de granos antes de su carga. El resultado de la limpieza estuvo por primera vez también disponible para la inspección digital en la plataforma de inspección creada por Klaveness y DNV-GL Veracity, agregó la compañía.

Además, sólo en este comercio específico, el ahorro de combustible estimado del buque, en comparación con los buques estándar, se sitúa en torno a los 1.200 mts, mientras que la reducción de las emisiones de CO2 se sitúa en los 3.700 mts, explicó Klaveness Combination Carriers.

La flota de CLEANBU de la compañía consiste ahora en dos buques con el Barracuda entregado a finales de julio y el tercer buque Barramundi programado para unirse a la flota en septiembre de 2019.