La empresa francesa de bebidas alcohólicas Jas Hennessy & Co se ha embarcado en una nueva iniciativa ecológica que hará que sus productos sean transportados por los veleros de carga de Neoline entre Montoir de Bretagne, Francia, y Baltimore, Estados Unidos.

El 2 de diciembre, Laurent Boillot, Presidente de Jas Hennessy & Co, firmó una carta de intención con el armador compatriota Neoline en un esfuerzo por reducir aún más el impacto de su flujo logístico marítimo transatlántico.

Con este compromiso, cada año se transportarán 4 millones de botellas (en contenedores) en buques de carga rodada (RoRo).
Se dice que la iniciativa representa el primer paso en la colaboración de Jas Hennessy & Co con Neoline.

Forma parte del lanzamiento de su línea piloto transatlántica que está previsto que sea operativa en 2023, con un barco que saldrá mensualmente.

«Estamos muy orgullosos de que Jas Hennessy & Co, uno de los principales exportadores de Francia a los Estados Unidos, haya elegido nuestra solución de transporte marítimo respetuosa con el medio ambiente para reforzar su enfoque en la reducción de su impacto ambiental… La participación de Jas Hennessy & Co en la línea piloto representa un primer paso importante en nuestra colaboración que se extenderá al futuro del mercado transatlántico», comentó Jean Zanuttini, Presidente de Neoline.

Los cargueros a vela de Neoline
El proyecto de Neoline involucra dos naves RoRo de propulsión eólica. El año pasado, Neoline seleccionó a la empresa Neopolia SAS, con sede en el Loira, para construir los dos primeros cargueros a vela.
Propulsados principalmente por energía eólica limpia y renovable, los cargueros de 136 metros están equipados con 4.200 metros cuadrados de velas. Se espera que este modelo operativo desarrollado por Neoline permita reducir en un 90% la huella de carbono en las rutas de navegación transatlántica.

En octubre de este año, el Grupo Manitou, otra empresa francesa, seleccionó a Neoline para el transporte de sus productos.

La asociación supone el transporte de todas las plataformas de trabajo aéreo y los manipuladores telescópicos fabricados por el Grupo Manitou en Francia a través de un buque de carga impulsado principalmente por energía eólica que se dirige al mercado norteamericano.