Irán está a punto de liberar a todos los miembros no esenciales de la tripulación del Stena Impero de bandera británica, que ha estado retenido frente a Bandar Abbas desde el 19 de julio, dijo el miércoles el propietario sueco del barco.

«Entendemos que nuestra petición de larga data de retirar personal no esencial de Stena Impero está siendo atendida por el Gobierno iraní y que se están llevando a cabo los preparativos para la liberación de siete miembros de la tripulación del buque», dijo Stena Bulk en una declaración.

Hasta ahora, Stena Bulk no ha recibido una fecha de liberación definitiva de las autoridades iraníes.

Dieciséis tripulantes permanecerán a bordo del buque para cumplir con el Certificado de Tripulación Mínima de Seguridad (MSMC) expedido por el Estado abanderante.

«Estamos muy contentos de que para 7 tripulantes su calvario haya terminado pronto y puedan regresar con sus familias, sin embargo, esperamos con cautela la confirmación oficial de su fecha de liberación», dijo el Presidente y Director General de Stena Bulk, Erik Hanell.

«Vemos esta comunicación como un paso positivo en el camino hacia la liberación de toda la tripulación restante, que siempre ha sido nuestra principal preocupación y enfoque», añadió Hanell.

Hannel se reunió con el Ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, el 20 de agosto en Estocolmo para discutir el asunto.

«Se mantuvo un diálogo constructivo y compartimos información sobre el caso», dijo Hanell en ese momento. «Para nosotros era importante destacar la importancia de la liberación de los 23 tripulantes de las nacionalidades india, rusa, letona y filipina, que llevan casi cinco semanas a bordo y cuyas familias estaban muy preocupadas por sus seres queridos. También por la liberación del buque de propiedad sueca Stena Impero».

El Stena Impero fue capturado por la Guardia Revolucionaria iraní el 19 de julio cuando transitaba por el Estrecho de Hormuz. Sin proporcionar pruebas, el Irán ha acusado al buque de violar las normas y reglamentos internacionales, incluida la participación en un choque con un buque iraní más pequeño.

«Como se dijo anteriormente, de la información de que disponemos, no hay pruebas de que el buque haya infringido ninguna norma o reglamento marítimo, y respaldamos el profesionalismo y la conducta de la tripulación del Stena Impero», dijo Stena Bulk en una declaración a finales de julio.