Indonesia no hará cumplir las nuevas normas mundiales que obligan a utilizar combustibles marítimos de bajo contenido de azufre en su flota nacional de transporte marítimo debido al alto costo de este combustible más limpio, dijo esta semana un funcionario del Ministerio de Transporte del país.

Según las normas de la Organización Marítima Internacional (OMI) que entrarán en vigor en 2020, los buques tendrán que utilizar combustible con un contenido máximo de azufre del 0,5%, frente al 3,5% actual, a menos que estén equipados con los denominados depuradores para eliminar el azufre de las emisiones del buque.

Pero debido al alto costo de cumplir con las nuevas reglas, las autoridades indonesias permitirán que los buques con bandera de ese país continúen quemando combustibles marítimos con un contenido máximo de 3,5% de azufre en sus aguas territoriales después de 2020 sin tener que usar depuradores.

«El precio del combustible con un máximo de 0,5% es más elevado y aumentará el costo operativo del buque, lo que afectará los costos logísticos y los precios de los bienes», opinó un funcionario.

Ademas agregó que Indonesia, un archipiélago con más de 18.000 islas, permitirá que sus buques nacionales utilicen combustible con alto contenido de azufre sin depuradores hasta que mejore el suministro nacional de combustibles con bajo contenido de azufre.

«Siempre planteamos el interés nacional como una consideración a la hora de tomar la decisión», dijo el funcionario.

Sin embargo, los barcos con bandera indonesia que navegan por rutas internacionales tendrán que cumplir con el límite global de azufre de la OMI, al igual que los barcos con bandera extranjera en sus aguas, dijo el funcionario.

En 2012, Indonesia se adhirió al Convenio internacional para prevenir la contaminación por los buques de la OMI, Anexo VI de MARPOL, que es el principal acuerdo internacional que abarca todos los tipos de contaminación por los buques.

«La Regla (MARPOL Anexo VI, Regla 14) se aplica a todos los buques, es decir, no sólo a los buques de viaje internacional sino también a los buques de viaje nacionales», dijo una portavoz de la OMI en respuesta a una solicitud de Reuters.

Las normas de la OMI sobre el azufre se han enfrentado a cierta resistencia debido a los costes más elevados del combustible de bajo contenido en azufre. La decisión de Indonesia de no aplicar el tope podría socavar los esfuerzos de la OMI por limitar las emisiones de azufre, que son perjudiciales para la salud humana y causan lluvia ácida.

El país proporcionó la bandera de registro para 9.053 buques de todo tipo en 2018, según datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo.

«El movimiento de Indonesia podría tener un efecto de golpe, pero es probable que la escala sea insignificante en lo que se refiere a la cobertura geográfica», dijo Ashok Sharma, director gerente del corredor de buques BRS Baxi en Singapur.

«El transporte marítimo es de naturaleza internacional y, por lo tanto, no tiene sentido desde el punto de vista económico que el propietario de un buque entre y salga del cumplimiento de la OMI 2020, ya que sus activos transitan por diversas legislaciones», dijo Sharma.

Al igual que con las regulaciones anteriores que le cuestan miles de millones de dólares a la industria naviera, «eventualmente todo el mundo cumple», dijo Sharma.

Fuente Reuters