El martes, el gobierno indio presentó una licitación para el proyecto, pendiente desde hace tiempo, de 50.000 millones de rupias, cuyo objetivo es construir seis submarinos furtivos convencionales de nueva generación con colaboración extranjera.

El nombre del encargo es Project-75 India. Esto formaría parte del plan para contrarrestar la creciente presencia naval de China en la región del Océano Índico y sus alrededores.

La licitación para la construcción se ha entregado hoy a Larsen and Toubro y Mazagon Dockyards Limited. Estas dos empresas identificadas como socios seleccionarían a un socio cada una de entre cinco fabricantes internacionales de equipos originales (OEM), entre los que se encuentran firmas de Alemania, Corea del Sur, España, Rusia y Francia.

Según el Proyecto 75-India, la Armada india construirá seis submarinos diesel-eléctricos. Estos aparatos serían más grandes que los submarinos de la clase Scorpene que se están construyendo en los astilleros Mazagon Dockyards Limited, de Mumbai.

Se espera que estos submarinos sean desplegados con una potencia de fuego tal que los barcos tengan 12 misiles de crucero antibuque o ASCM y misiles de crucero de ataque terrestre o LACM.

Este proyecto se ha llevado a cabo para promover el país como un centro de fabricación de equipos de defensa, además de establecer un ecosistema industrial y de I+D capaz de satisfacer las futuras necesidades de las Fuerzas Armadas, además de dar un importante impulso a las exportaciones.

Referencia: timesofindia.indiatimes.com